martes, enero 31, 2023
24.7 C
Asunción

El largo camino a la inclusión

 

LGBTQ  significa: lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y queers  ahora están en la agenda noticiosa de nuevo no por una marcha masiva de protestas para hacer igual el derecho para todos sino por lo que ha ocurrido en Barbados, país donde el tribunal supremo anula las leyes que criminalizan a los gay. Se considera un avance en la dirección de incluirlos y no penalizarlos.

 

Esta es la tercera Nación en la región  del Caribe en hacerlo este año en un momento crucial para quienes han luchado durante mucho tiempo contra tales leyes duras que establecían hasta  cadena perpetua para homosexuales declarados culpables de tener relaciones sexuales entre si. Si bien las leyes rara vez se invocaron, indicaban que las personas LGBTQ+ son ciudadanos criminales.

 

Varias iglesias y organizaciones cristianas en todo el Caribe se han opuesto a la abolición de tales leyes con el apoyo de algunos líderes políticos que invocan a Dios en sus argumentos. Sus esfuerzos en el caso de Barbados han sido en vano.

 

Mucho por desandar

Así se suma  un nuevo país que ha llegado a eliminar las leyes lo que representa un logro para este grupo humano que tiene libertad de expresarse y vivir sin restricciones legales. En Paraguay  no existen normas que prohíban directa y limpiamente la práctica o los esfuerzos para modificar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona. Aunque no existan las normas de la  que sí habían en países caribeños si se encuentran formas de pensar sociales que rechazan o discriminan a estas personas que se encuentran cómodas con otros seres humanos de su mismo sexo o con su sexo cambiado. 

 

No es solo una responsabilidad de la justicia paraguaya sino de la mentalidad del habitante que no se encuentra cómodo con homosexuales o transgéneros ya sea por cómo se vean, expresen o promuevan el estilo de vida adoptado.

 

Solo quedan seis países en las Américas con leyes similares, incluidos Guyana, Granada, Dominica, San Vicente y las Granadinas y Jamaica, donde los miembros de la comunidad LGBTQ+ exigen inclusión, respeto e integración en las actividades normales para todos.

 

El mundo tiene lamentables  historias de discriminación y  otras  de agradables logros como lo acontecido en Barbados. Vamos evolucionando en la admisión de los diferentes.

Más del autor