Connect with us

Suscribirse

Opinión

Amor sin barreras (II)

Maestra Vida – Arturo E. Bregaglio

En su discurso final luego del triunfo resaltó: “¡Hoy era el día de las niñas, de los jóvenes, de las mujeres, de las familias hechas a pulso como la suya y la mía!”. “Ganó la decisión de construir un sistema de transporte masivo digno, sostenible y basado en una red de metro y no en TransMilenio. Hoy Bogotá votó para recuperar su seguridad y tranquilidad, para que la Alcaldía vuelva a escuchar con respeto a la ciudadanía”.

Para concluir más allá de la euforia habitual de esos momentos, tuvo la su­ficiente calma para reconocer en un cierre a corazón abierto: “Bogotá no va a cambiar porque hoy cambie la Alcaldía. Bogotá va a cambiar de verdad si cada uno de nosotros, empezando por mí, decide ser un mejor ciudadano cada día”. No cabe duda luego de esta lección que la sociedad civil, está nece­sitando un re enamoramiento de la política, de la cosa pública, de la restaura­ción de confianzas con su clase política, tan distante y ajena. Caso contrario (Amor sin Barreras) el titular de esta columna premiado con varios Oscar de la academia de Hollywood, allá por los años 61, por la disputas de dos pandi­llas en New York, se repetirá en nuestras sociedad pero mucho más agravado y violento. Ya no serán pandillas, sino colectivos sociales enfrentados, muchas veces, pobres contra pobres, detrás de algún centenario o atávico, espejismo partidario, prometiendo alcanzar el cielo con las manos….

No cabe duda que Bogotá optó por una historia de vida, luego de centurias de gobiernos de hombres y tradicionales cunas políticas en una ciudad en donde aún prevalecen todo tipo de violencias de género. Apareció el fenómeno del enamoramiento con una líder que inspira confianza y honestidad. Atrás han quedado los golpes bajos de todo tipo de escarnios sobre su condición sexual, abiertamente reconocida desde que era Senadora y estos pasaron a un segun­do plano. El amor electoral, miró hacia otro lado. Rompió las barreras y se fijó en planes y proyectos para sacar adelante a la ciudad en materia urbanística y social. Queda claro por si falta decirlo, que durante su mandato se respe­tará la diferencia, la diversidad y la inclusión. El compromiso está y el amor siempre será una ilusión joven.

Columnistas
Escrito por

Copyright © 2019 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente