Connect with us

Suscribirse

Editorial

Vasallaje y pleitesía

Políticos de alquiler empotrados en el Estado

En este grupo de medios no hemos tenido nunca empacho en decir las cosas por su nombre, por duras que sean. Y una de ellas es cuestionar el verdadero valor de las gobernaciones como agentes de mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Los constituyentes de 1992 pudieron haber tenido la mejor de las intenciones al crear la figura de la gobernación departamental como agente de descentralización política y administrativa de la República. Pero de buenas intenciones está tapizado el infierno y todo ha quedado por el camino.

Sin duda hay algunos administradores que intentan hacer lo que pueden con un instrumento presupuestario que en muchos casos alcanza apenas para algunos maquillajes y nada más. Los únicos departamentos en los que se ha logrado hacer algo positivo, bajo la figura de la descentralización, es allí donde la iniciativa privada ha aportado su esfuerzo en pro de mejorar ciertos sectores de atención a las necesidades de la población, en especial en salud y en
educación.

Por lo demás, en su mayor parte las gobernaciones son cuarteles de funcionarios algunos de los cuales –según su padrinazgo político- cobran buenos salarios mientras una gran parte sobrevive con sueldos de miseria sin cumplir con función productiva alguna.

En el caso del departamento Central, una de esas funciones, la de distribuir la alimentación escolar, ni siquiera se cumple pese a concentrar el 14% del presupuesto destinado a las gobernaciones que supera largamente el billón (millón de millones) de guaraníes del PGN.

Y si una administración es incapaz de distribuir alimentos no perecederos entre las familias con niños en edad escolar –ya que las clases presenciales han quedado para el año próximo- ni hablar de otras funciones aún más ambiciosas, como arreglar caminos o construir puentes.

La política de baja calidad que nos gobierna a escala general ha llenado funciones importantes con improvisados, deshonestos e incompetentes en su mayor parte. Ya no se trata de encontrar a la persona adecuada para una función precisa. Abundan los aventureros que se alquilan a grandes operadores de los poderes facticos a los que rinden pleitesía y vasallaje a cambio de algunas migajas del banquete.

Como decimos a menudo en estos medios: algo tiene que cambiar.

Segui con:

Los nuevos 60

No te pierdas:

Al filo de la navaja

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Costo político

Editorial

Muy peligroso

Editorial

Avances digitales

Editorial

Ya no se puede esperar

Editorial

Chanchos de un mismo chiquero

Editorial

OMS a terapia

Editorial

Falta una revolución

Editorial

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente