spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
34.7 C
Asunción

Un sello de incapacidad

Las vacunaciones no han generado las grandes expectativas de personas que se encontraban inscriptas por diferentes razones. Cuando la franja etaria era superior, porque no había manera de acercarlos hasta los vacunatorios y el Gobierno no tuvo ninguna idea de cómo promover lo mismo.

Además, en dicha franja, muchos no querían vacunarse por temor y no hubo una campaña de comunicación que permitiera tranquilizar a esas personas que creen que aplicandose la dosis están entregando su vida y su hacienda a los controles de grandes poderes económicos y corporativos del mundo.

Una tontería, pero, sin embargo, ha corrido bastante y generó suficiente temor. Nosotros deberíamos haber hecho la tarea de propagación mucho más intensa, de forma tal a que los pocos que se inscribieron para recibir las pocas vacunas tuvieran al menos la oportunidad de ser inoculadas. 

Tenemos un porcentaje altísimo de personas en la franja de 62 años hasta arriba que no se han vacunado en el primer día y tampoco se ha visto una gran presencia en los últimos días. 

Habría que buscar un mecanismo que realmente nos haga demostrar ante propios y extraños que, por primera vez, incluso en tiempos de carencia de vacunas, estamos siendo generosos con la mayor cantidad de gente posible que quiere vacunarse. 

Lo que vemos hasta ahora es incapacidad de gestión, como ha sido el sello característico de este Gobierno durante toda esta pandemia. 

Foto: Ministerio de Salud

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor