miércoles, mayo 22, 2024
28.1 C
Asunción
InicioSin categoríaUn Chaco que agoniza entre llamas y cenizas

Un Chaco que agoniza entre llamas y cenizas

Categoría

Fecha

Desgarradores comentarios de quienes viven de cerca el fuego que arrasa con hambre miles de tierras sin esperar a nadie. El Chaco paraguayo, Alto Paraguay, el Pantanal paraguayo, el Alto Paraná, y otros varios departamentos se entumecen ante las brasas que penetran imperturbables los senderos y los bosques.

Según el Instituto Forestal Nacional (Infona), hasta la semana pasada eran casi 70.000 las hectáreas consumidas; la cifra no deja de crecer. Ya el Congreso Nacional también aprobó un proyecto por el cual se declara Emergencia Ambiental en el Chaco y se dio pie a todas las medidas necesarias para preservar lo que quede y mitigar lo que se pueda.

En redes sociales, Danilo Krause, encargado del Refugio de Animales Silvestres Urutau de Filadelfia, en relación a la situación del Alto Paraguay, dijo: “Todo a mi alrededor está bajo fuego, todo calcinado. Volvimos de un infierno, estuvimos en la zona de Chovoreca, donde todo lo que vimos estaba quemado. Son miles de hectáreas. La situación de los animales es que están bajo cenizas; pudimos ver algunos cadáveres que se quedaron”.

Desesperado en un video pidió ayuda del exterior ya que se necesitan de cinco o seis aviones grandes para aplacar el fuego; o una lluvia, que es la única que podría calmar las intensas brasas. “Hago esto para que vean que no es un chiste, no son bromas que se tiran en internet; acá el fuego es real”, sentenció.

HUMANOS INHUMANOS

Lo más preocupante de este efecto dominó que se da en varios puntos de la tierra guaraní, es que según afirma la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) el 90% de estos incendios tiene como origen la intervención humana. La organización Guyra Paraguay se suma a esta idea manifestando que solamente en la Región Oriental, en los últimos siete días ya se registraron un total de 4.592 focos.

¿Cuántas hectáreas, vegetación y animales más tendrán que sucumbir ante el ímpetu de este elemento de la naturaleza para que el paraguayo tome conciencia y deje de tentarla? Los incendios en el Paraguay y la muerte de cientos de especies no son tan graves como lo es la quema premeditada de bosques para diversos fines. Humanos inhumanos deforestando para forestar bolsillos.

CEREZA DE LA TORTA

Por si fuera poco, un incendio de gran proporción en la Reserva Natural Tatí Yupí de Hernandarias, en la madrugada de ayer, casi se cobra la vida de los bomberos que intentaban apaciguar las llamas. Y no fueron los árboles ardiendo, animales en llamas o el calor del lugar, sino los disparos de la Policía Federal brasileña que confundió a los uniformados con criminales o, contrabandistas quizás.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Hernandarias, Jonathan Luitle, explicó que la situación representa un atropello a la soberanía en territorio paraguayo y que no recibieron mayor respuesta del vecino país. No descartan presentar una denuncia a través de la Cancillería Nacional.

Finalmente los focos no pudieron ser aplacados ya que todo el personal fue retirado por seguridad; el fuego afectó a unas 35 hectáreas de humedales de la Reserva. Mientras el cuerpo de bomberos daba su vida peleando contra el fuego, no se imaginaban que también debían pelear contra otros seres humanos. Ironía.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.