spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
34.7 C
Asunción

Que se vean después

La pandemia incrementó el número de muertos  y pobres en Paraguay y, conste que aún está lejos de acabar  pero nos debe llevar sobre las acciones desde lo público.   Son más de dos millones de personas viviendo en  condición de pobreza  y a pesar de  las malas acciones del gobierno existen dudas en torno a cómo impactará sobre la política electoralista. ¿Cambiará la percepción de ellos hacia sus mandatarios? ¿Tendrán mejor conciencia acerca de sus prioridades? ¿Los castigarán electoralmente?. ¿Seguirá su su misión? Son preguntas urgentes y necesarias para plantearlas pero más para responderlas.

Desafortunadamente el “Estado paraguayo es un carnaval”  según el monseñor emérito Mario Melanio Medina un asiduo contertulio de los programas de Radio Libre donde afirmó que   “el gobierno solo piensa en mantener el status quo hasta que termine su periodo  y luego que se vean o se arreglen los que vendrán después, una forma egoísta de trabajar y estar ajenos a lo que pasa el pueblo”.  El nivel de robos y engaños en relación a las vacunas sigue dominando la recreación de un gobierno desacreditado con un partido colorado fuertemente golpeado por la realidad.

ESCASO SENTIDO DEL SERVICIO
El gobierno, no tiene amor al pueblo según el prelado y sigue  sin enterarse de las críticas que se les hace. “Da la impresión de que están ajenos a lo que pasa y es un Estado con total falta de seriedad luce  totalmente desbordado por falta de capacidad, iniciativa y sobre todo amor a su pueblo, por sentir que muchos buscan repetir su tiempo en el gobierno” dice el Obispo Medina. Cree sin embargo que la gente recordará lo que le está pasando y castigará a los malos políticos aunque su percepción parezca salida de un deseo antes que de un convencimiento.

De forma egoísta e insensible el gobierno paraguayo está cavando su tumba según el canciller Acevedo que sobre entierro de partidos conoce mucho y que afirmó que esta clase política no podrá sobrevivir la pandemia  y será renovada por completo.

Lastimosamente el gobierno no se entera de las críticas constructivas que todavía algunos ingenuos le lanzan. La voz de Monseñor Medina hace llamadas de atención claras a cómo es y lo que debe hacer el gobierno paraguayo, El Obispo Medina dice también que tiene esperanza en el cambio y  cómo el  ciudadano puede actuar conscientemente en las elecciones que se acercan y que a su vez puede dar una perspectiva del futuro político y social del país. En el día del fallecimiento del filósofo chileno  Humberto Maturana, quien alguna vez visitó el Paraguay, resalta la urgencia de trabajar las emociones, las percepciones y colocar a la educación y la cultura en el centro de la resolución de la pobreza y la marginación de muchos.  Si al menos si ganamos en pandemia habrá sido un paso trascendente.

Más del autor