lunes, noviembre 28, 2022
27.7 C
Asunción
InicioSin categoríaObscenidades y agravios

Obscenidades y agravios

Categoría

Fecha

El nivel de implicaciones, obscenidades y agravios entre nuestros políticos se muestra cada vez más frecuente y recurrente, proporcional a la falta de argumentos para sostener una posición determinada.

El congreso ha sido escenario reiterado de este tipo de casos y lo ha sido mucho más durante el juicio político a Sandra Quiñonez. 

Afirmaciones degradantes al género femenino, incluso de personas que deberían tener un comportamiento a la altura del cargo que ostenta. Como el caso de la diputada Abed, que es lapresidenta de la Comisión de Género, aquella que debe buscar los mecanismos para que tanto las mujeres como los hombres tengan igualdad de condiciones y oportunidades como habla la Constitución.

Si vamos más a fondo, el ex presidente Horacio Cartes se despachó también con un agravio insultante en las menciones en contra del presidente de la república Mario Abdo Benítez, quien  dijo que la razón fundamental por la que no se la saca a Sandra Quiñonez es porque ella es quien legitima las acciones del anterior Presidente de la República.

Pero todo esto se puede decir en un lenguaje civilizado, no recorriendo las obscenidades a los agravios y a los insultos que en realidad reflejan una carencia de conocimiento y de capacidad para poder articular a través del lenguaje las opiniones que uno quiere manifestar cuando se trata de un tema determinado.

Hemos perdido la capacidad de la retórica tantas veces valoradas a comienzos de las universidades a nivel global hasta el punto de que muchas de ellas nacieron con ese argumento de promoción de las capacidades humanas.

Lo que vemos en el Paraguay es una degradación enorme y las obscenidades son muestras de una decadencia de la política paraguaya en su conjunto.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.
Artículo anteriorQuímicamente impuros
Artículo siguienteOBRAS CON DEUDA