spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
40.7 C
Asunción

Los subsidios del Estado

Comentario 3×3

La gran mayoría de los estados en el mundo subsidia diferentes tipos de actividades. Algunos lo hacen con el ánimo de proteger sectores que de otra manera no serían competitivos, como los agrícolas en Estados Unidos y en Europa. 

También pasa una cosa igual con aquellas personas que pierden empleo y que requieren una determinada cantidad de dinero para hacer frente a sus compromisos cotidianos. 

Eso sale de los impuestos que esa misma persona había estado pagando, al igual que sus compatriotas durante años, y hay un porcentaje ya establecido para circunstancias de ese tipo. Hay otros subsidios que aparecen en situaciones catastróficas como las que estamos viviendo ahora en tiempos de pandemia, pero el subsidio en el Paraguay ha tenido un origen político. 

El primero de ellos, el más conocido, fue el de los pescadores durante el gobierno de González Macchi y de la mano de un ministro que ha sido de los pocos que ingresó a la penitenciaría de Tacumbú, Silvio Ferreira.  La veda pesquera le llevó a un grado de oportunismo tal que los pescadores debían inscribirse el tiempo que no trabajaban, para cobrar una determinada cantidad hasta que pudieran volver a dedicarse a dicha actividad. 

Evidentemente, para algunos era una cuestión de justicia, para otros una avivada, para muchos simplemente un mecanismo electoralista que, a cambio de habérsele conseguido dicho aporte, dicho subsidio, se convertiría en voto en los próximos comicios. 

Ahora lo que tendremos que hablar en el Paraguay es acerca de cuánto puede subsidiar una economía como la nuestra. Cuánto los puede seguir haciendo con los niveles tributarios tan bajos y con la pésima administración del Estado. 

Esta administración pierde US$ 2.000 millones anualmente por mala administración, por corrupción, por malas compras y también por este tipo de subsidios oportunistas que se conceden cuando sencillamente se está pensando en la siguiente elección y no en el beneficio colectivo, ni tampoco en definir filosóficamente quiénes, cómo y por cuánto tiempo deberían ser subsidiados algunos sectores económico del país. Mientras esta pregunta no se conteste, seguiremos hablando de avivada general detrás de cada mecanismo de subsidio implementado por el Estado. 

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor