spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

La podrida justicia foto

Las afirmaciones de un ex juez que dio la posibilidad de estar en libertad a un conocido narcotraficante han sido bastante claras y elocuentes de cómo opera la justicia en nuestro país. 

El ex juez, detenido ahora por otras cuestiones, reconoció haber recibido US$ 140 mil por dicho favor y que es frecuente hacer favores. Él no había redactado el documento, lo llevó la propia abogada del narcotraficante, posteriormente, también asesinada. 

Todo esto nos devuelve a la realidad en torno a cómo se maneja nuestra justicia y qué tan podrida se encuentra. Tan escasamente preparados están los que son seleccionados para cargos trascendentes como ser juez o ser fiscal. La poca importancia que le dan a la jerarquía, al magisterio del cargo y, consiguientemente, como consecuencia de eso, tenemos muy escasa confianza en la justicia en su conjunto. 

En todo esto también existe una especie de reconocimiento, de capitulación de la sociedad ante estos hechos, afirmando en la mayoría de los casos que “así no más somos los paraguayos” y los jueces que hacen favores, como el caso del detenido, no es más que una muestra de algo que acontece todos los días en otros tribunales. 

Si queremos cambiar la esencia de la democracia definida como Estado de Derecho, debemos hacer un gran cambio en el sistema de selección de control y  sanción a los jueces y fiscales que se apartan de los mandatos en sus cargos. 

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor