viernes, mayo 24, 2024
15.2 C
Asunción

La esperanza electoral

Las elecciones en el Paraguay están cada vez más próximas porque el implacable tiempo así lo determina, nos encontramos a menos de dos semanas para tener el gobierno que o puede construir o destruir el Paraguay para dentro o fuera de nuestra casa y es hora de saber cómo acertar votando a los mejores. 

Una lista importante de complicaciones tiene nuestro país  que debe corregirse para regular las fuertes llamadas de atención internacionales, cómo las más recientes de “significativamente corruptos” que no dan la esperanza de esperar o creer lo mejor para el país de muchos de nuestros dirigentes. Es una llamada de atención desde adentro  nos hacemos desde hace mucho tiempo. Debemos elegir  autoridades limpias y libres de conflictos de interés y de asociaciones mafiosas  para evitar que sus actos detonen por el rostro de todos.  

El ciudadano  deberá informarse, involucrarse y participar en lo que planteen las nuevas autoridades cómo solución a los problemas y demandas que no debe seguir esperando respuestas de la nación jurídicamente organizada Estado sin haberse comprometido de elegir a los mejores. Hay que informarse y debatir bien las propuestas hechas por los candidatos que deben actuar eficazmente para poder así representar bien su nombre, título o partido que representen  para prolongar o no su presencia cómo administradores de ministerios o cómo ejecutivos de un país. No se  puede vivir siempre esperando que el gobernador, parlamentario, ministro o presidente haga algo para que pueda alimentarse, vestirse o vivir con dignidad cuando sabemos de donde proceden, qué hicieron o de que partido son. 

Mejorar la participación

Debemos recuperar no solo con manifestaciones populares sino sobre todo con propuestas hechas al gobierno que nos toque desde el 30 de abril en adelante que  solo tendría resultados efectivos si el mandatario se une al mandante para juntos aplicar el mismo deseo de cambiar para bien lo que esté mal en casa.

 

El reciente censo muestra que existimos más jóvenes hasta los 39 años  que personas mayores de edad, que también son parte de la sociedad, más lo que proponga o haga el gobierno que subiría para administrar nuestro hogar desde este año hasta el 2028 debería responder bien a lo que necesite el joven y su deseo de cambiar las cosas en el país. 

Demandas cómo empleo, educación o lo que ayude para crecer, construir y no destruir nuestras vidas son determinantes ahora y debemos escoger a los mejores que puedan llevar las tareas adelante para enfrentarlas con éxito.

Siempre estamos esperando  todo pero no hacemos nada. y no hacemos nada. El paraguayo que debe asumir responsabilidades y trabajar para su bien y el de su comunidad y para eso es fundamental levantarse, participar y votar bien.

Más del autor