martes, mayo 28, 2024
15.5 C
Asunción

Ganar no cansa

Categoría

Fecha

Recibiendo la placa por la valla menos vencida

El Azulgrana venció 5-2 a Villa Hayes y obtuvo el título de Campeón del Torneo Apertura de Futsal. Giovanni González fue uno de los artífices del Ciclón para lograr levantar este nuevo trofeo.

En el SND Arena se disputó el duelo final por el Campeonato Apertura 2022 de Futsal FIFA, que fue para el conjunto de Cerro Porteño tras lograr vencer por 5-2 al elenco de Villa Hayes. Los goles para el Azulgrana fueron obra de dobletes de Jorge Espinoza y Pedro Pascottini, y un tanto convertido por Alan Rojas. Por su parte los goles para Villa Hayes, lo hicieron Julio Ayala y Joel Recalde. De esta manera el título de Campeón del Apertura fue para Cerro Porteño, y el vice campeonato quedó en manos de Villa Hayes. Por su parte, la valla menos vencida fue para Giovanni González, Natalicio Velázquez y Lucas González, arqueros del Club Cerro Porteño.

Giovanni González, arquero del equipo azulgrana, mencionó su satisfacción al lograr este título con Cerro Porteño. “Este grupo se merece por el trabajo que viene realizando día a día, nos preparamos para esto, estamos muy contentos. Buscamos ser campeones, los títulos individuales vienen por añadidura, lograr la valla menos vencida o ser goleador es mérito del equipo, es un conjunto, defendemos y atacamos todos”.

“Somos un plantel muy sacrificado, entrenamos mucho, con dedicación, compitiendo día a día, ese es el fruto del éxito. Empecé este sueño desde chico jugando fútbol de campo, con el pasar de los años me fui inclinando hacia el futsal, logrando a los 18 años estar en un plantel de primera división. En corto tiempo alcance estar en la Selección Paraguaya y en Cerro Porteño, por eso me propuse que en el lugar que me toque estar, debo competir, luchar para estar con los mejores, ese es mi objetivo de siempre”, expuso el portero del Ciclón de barrio Obrero.

En cuanto a sus objetivos, González destacó que lo va cumpliendo paso a paso. “Como dijo un compañero mío, ganar no cansa, por eso debemos dar vuelta la página, lo del campeonato ya terminó, la mente debemos poner en el siguiente objetivo, el partido más importante siempre es el que viene, así que, tenemos que prepararnos. Dios permita que pueda seguir levantando muchas copas más con mi club y con la selección paraguaya, que es lo que más deseo”.

“Es una sensación inexplicable la que se siente cuando logras ganar un campeonato con uno de los clubes más grandes del Paraguay. Quiero ser campeón de la Copa Libertadores con Cerro Porteño, para poder así darle su segundo título internacional. Por otra parte, quiero conseguir un podio mundial con la Albirroja, eso sería genial para nuestra disciplina. La finalísima Four, fue una sorpresa para nosotros ya que será la primera vez que se organiza y estamos muy contentos por lograr tener la oportunidad de codearnos con potencias mundiales. En Sudamérica tenemos la experiencia con Brasil y Argentina, ahora lo haremos con equipos europeos, da mucho de qué hablar de nuestra labor con el plantel y el cuerpo técnico”, consideró el arquero.

Según manifiesta Giovanni González, ser deportista es un trabajo de tiempo completo. “Es despertarse temprano, entrenar duro, privarse de muchas otras cosas que a lo mejor una persona que tiene un trabajo normal por decirlo así puede realizarlo. El deportista de por si cuando llega el lunes ya está con la mente en su competencia del fin de semana y debe cuidar su cuerpo, prepararse, a veces con la ansiedad de que llegue el partido, noches sin dormir, es un trabajo duro”.

Sobre la selección paraguaya puntualizó, que lo importante es que la Albirroja al competir con cualquier equipo, sea un rival al que todos quieren evitar. “Que no digan que será fácil enfrentarnos, el que nos quiera ganar tiene que correr el doble o hasta el triple que nosotros. Antes del mundial habíamos hecho dos amistosos con Portugal, donde no habían ganado por una mínima diferencia. Contra España tuvimos la oportunidad de jugar el primer partido en el mundial”.

“Tenemos mucha esperanza de hacer una gran campaña en la finalísima, estamos muy confiados en el trabajo que hacemos, por sobre todo confío mucho en mis compañeros por el nivel que tenemos y porque no ganar la final. Ahora nos enfocamos en los Bolivarianos, queremos traer una medalla de oro para nuestro país y después de eso me centraré en la Libertadores”, aseveró el arquero que obtuvo el premio a la valla menos vencida.

Para concluir, recordó cuál es el sostén fundamental de sus logros. “La familia es lo mejor, tengo el 100% de su apoyo, cuando las cosas no salen bien son los que verdaderamente están haciéndote sentir seguro de lo que estás realizando, soy lo que soy gracias a ellos. Todo se lo debo a mis padres, son los que desde chico me enseñaron que tengo que luchar por mis sueños y esforzarme para lograr cumplir mis metas, yo juego para que ellos estén orgullosos de mí”.