martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Estrellas emergentes

El fútbol es la plataforma exacta para crear ídolos sociales, esa figura o imagen que representa a un ser sobrenatural y al que se adora y se rinde culto como si fuera la divinidad misma. Ahora se encuentra en desarrollo el torneo de fútbol más importante en el planeta en Qatar  donde no son clubes los que compiten sino los países que los hospedan elevando así la demanda y volumen  de la hinchada. 

Que ahora ha enfocado su concentración en una nueva imagen que es etiquetado cómo ídolo en el deporte. Me refiero al caso del futbolista Richarlison que  emerge cómo ídolo social por el gol  acrobático  que hizo hace poco a Serbia. El delantero que juega en un equipo inglés es destacado por su juego y sus goles.

El fútbol despierta mucho interés de algunas personas que quieren ídolos como Richarlison o seguir a equipos y selecciones. La sociedad requiere referentes a los que denominan ídolos. Todos quieren la victoria y si no lo logran lloran como los futbolistas ecuatorianos derrotados ayer por los Senegaleses y debiendo retornar a su patria.  Hay muchos que hacen una relación entre patria y fútbol lo que en verdad no resulta nada inteligente y de lejos es una percepción exagerada tanto de la patria como del deporte..

Sudamericanos con suerte dispar

Brasil  ya logró  pasar a los niveles decisivos de este importante torneo del deporte mundial acercándose más al punto por el cual muchos países se disputan  por llegar a la final.  Argentina, buscará un lugar y es casi seguro que Uruguay seguirá a Ecuador aunque este equipo es joven y tiene futuro no como el Oriental que está lleno de referencias muy maduras y de salida como Suarez o Cavani.  EEUU pasó también con un fuerte incremento de televidentes que sigan al equipo de las barras y las estrellas alcanzando más de 16 millones frente al televisor lo que muestra el crecimiento del fútbol en ese país.

Este quizás sea el  momento que quizá sea el más visto por el mundo entero que espera siempre disfrutar  fantasías futbolísticas cómo la hecha por el “ballet brainstormer”, o la lluvia de ideas de ballet que es cómo se etiqueta a Richarlyson por su gol de tijera a los serbios.

Como sudamericanos no podemos  sino acompañar desde casa alentando para que vaya bien a estos países que tienen buenos jugadores que juegan tan bien que pueden destronar a otros ídolos globales con sus jugadas y goles. Nosotros, los paraguayos, por tercera vez lo estamos viendo desde nuestras casas. Ojalá sea la última.

 

Más del autor