martes, mayo 28, 2024
15.5 C
Asunción

El empleo y sus retos

Cada primero de mayo celebramos el día del trabajador en Paraguay recordando lo ocurrido en la ciudad de Chicago donde en 1889, 340.000 obreros salieron a las calles de Estados Unidos para reclamar la jornada laboral de ocho horas al día. Antes de eso la jornada laboral no tenian limites, los trabajadores de la industria manufacturera trabajaban entre 10 y 16 horas al día, 6 días a la semana, lo que equivale a casi 100 horas de trabajo por semana. Esta larga jornada laboral afectaba la salud física de los trabajadores y no les permitía tener un equilibrio entre la vida laboral y personal.

En este feriado cómo los demás en nuestro año no se trabaja o se hace nada, es una fecha en la que habitualmente el empleador ademá de ofrecer el tiempo de relajo a sus empleados hace un ágape para reintegrar a su equipo en un almuerzo o cena con la intención de lograr el diálogo cara a cara entre los compañeros. Todo para que recuerden los buenos y malos momentos en el trabajo, anécdotas simpáticas y antipáticas entre los que formamos parte de cualquier equipo laboral. Hoy día con las condiciones financieras de cualquier empresa es hasta una bendición contar con la posibilidad de ser reconocido por algo realizado o poseer un empleo.

Socializar para ganar

Esa sana actividad de encontrarnos alrededor de un asado no sólo porque exista aquello que motiva a cualquiera esforzarse un poco más que es el salario percibido a fin de mes o en el tiempo determinado por cualquier empresa o institución donde el trabajador de las mismas dá sentido a que existan por hacer que continúen produciendo bienes o servicios. El mercado está interesado en la oferta que dé aquel lugar que tiene una máquina de recursos humanos que hoy hacemos una pausa no para solicitar menos tiempo de trabajo sino sobre todo para reflexionar acerca de la importancia del empleado en cualquier lugar que precise de seres humanos y su capacidad física o mental para hacer real los objetivos de cualquier empleo. Todo eso tiene cómo única forma de cuidar el trabajo conseguido en estos tiempos de fragilidad e incertidumbre.

Ayer con una vuelta más al sol nos tomamos una pausa, espero que sea un reposo en paz y sin abusar de nada para evitar complicaciones. Hubo manifestaciones tambien a nivel local e internacional cuestionando el modelo de trabajo en estos tiempos que la tecnología ha venido a cambiar muchos trabajos conocidos que hoy dejaron de existir.

Más del autor