spot_imgspot_img
sábado, diciembre 4, 2021
20.7 C
Asunción

El Chile desigual

En el mundo no todo gira alrededor de la pandemia, sino que existen países que van detrás, no solo de la salud de su pueblo, sino de quien los preside o administra a nivel nacional o municipal. Chile es uno de ellos con una constituyente en marcha luego de violentos incidentes. Es el país más desigual de América Latina junto con nosotros y el Brasil. Su presidente Piñera estuvo menos de dos días por aquí. Este país tiene una cita presidencial en noviembre.

Es evidente que Chile va a dar un viraje.  Hasta ahora hay muchos votantes indecisos frente a sus candidatos que son Gabriel Boric que enfatiza una agenda social,Jose Antonio Kast del partido republicano y Sebastian Sichel de “Chile podemos” cómo propuesta independiente para un mercado electoral de 18 millones de personas.  Los partidos políticos tradicionales como el socialista y el demócrata cristiana están en retirada luego de haber gobernado por más de 30 años luego de la dictadura de Pinoche. 

Los nombres para el cambio
En la cima de las encuestas, con casi el 20% de las intenciones de voto según el Instituto Activa, está Gabriel Boric, de 35 años, diputado de izquierda y exlíder de los movimientos estudiantiles de 2011 es el candidato presidencial más joven de la historia de Chile y  creó una sorpresa en las primarias de julio por delante del candidato esperado un alcalde comunista en el norte de la capital.

Según el censo chileno en este país existen 2.703.243 jóvenes (personas entre 15 y 24 años, como lo define la ONU para fines estadísticos), lo que representa el 13,9% de la población total del país. Lo que significa que las políticas adoptadas por los gobiernos chilenos deben estar diseñadas para satisfacer lo que demande la juventud  para evitar  lo ocurrido en el 2006 con la movilización estudiantil  denominada como la «Revolución pingüina». Eso se corresponde al primer alzamiento de masiva participación y manifestaciones protagonizadas por estudiantes secundarios de Chile a favor del derecho a la educación, en respuesta a la privatización del sistema de educación chileno. La presidenta era Michelle Bachellet.

Por otro lado aun teniendo votantes indecisos se tiene al candidato Sebastián Sichel, de 44 años a quien las encuestas le dan 12% de las intenciones de voto. 

El Senado mantiene en veremos la aprobación o rechazo del proyecto de reforma constitucional que busca restituir la obligatoriedad del voto en las elecciones populares.

Grandes retos
Además de tener que elegir a sus parlamentarios en la agenda ciudadana se encuentra el decidir quien sucedería a Sebastian Piñera, hombre que ha estado ligado a la política desde comienzos de la década de 1970, inicialmente como un simpatizante de la Democracia Cristiana durante sus estudios universitarios. Es Phd en economía por la Universidad de Harvard.

Piñera ha sido presidente dos veces en su país, primero en el periodo de 2010 a 2014. Piñera ganó las elecciones celebradas a fines de 2017 con una cómoda ventaja de casi 10 puntos porcentuales sobre el candidato oficialista de centroizquierda. Hoy está jaqueado por los cambios en su país, sus manifetaciones violentas, la aprobaciòn del aborto esta semana y una constituyente en marcha.

Piñera es una de las tres personas más ricas de Chile, es dueño de empresas cómo Banco de Talca, Citigroup y Bancard. LAN Chile y LAN Cargo. Chilevisión, Administración de Colo-Colo y Farmacias Ahumada.

Chile tiene que hacer énfasis en la desigualdad si pretende resguardar la democracia de grandes revolcones, manifestaciones y crisis recurrentes. Por ahí va la solución del país trasandino cuyo presidente pasó por Asunción y regaló 100 mil dosis de vacunas anti covid. Adentro  Chile  requiere una potente vacuna contra la desigualdad.

Más del autor