spot_imgspot_img
viernes, octubre 22, 2021
17.7 C
Asunción

Cercana cita olímpica

Los pobres y metódicos japoneses están aún lamentándose las últimas olimpiadas. Un fracaso económico y altos costos por no permitirse la asistencia de espectadores. Tuvieron que suspender la del 2020 por la pandemia y la trasladaron para este año. Ahora la próxima cita está a la vuelta de la esquina, en solo tres años y con los franceses como anfitriones.

Ya no falta nada para que el 2024 se haga realidad y a su vez esté acompañado del evento que marcará su existencia en nuestra historia que no será cualquier acontecimiento por la cantidad de personas involucradas y sus espectadores. Si existe en la vida deportiva un acaecimiento que inspira al atleta el exigirse al máximo para llegar esas son las olimpiadas.

Desde París mismo nacerá la autodemanda para poder responder bien a las necesidades de los deportistas cómo de la gran cantidad de visitantes que estarán allí para apoyar a sus compatriotas y disfrutar de la atractiva oferta cultural de la Ciudad luz. Francia tiene un turismo mayor que su población así que la cita olímpica se respalda en una industria muy desarrollada desde hace tiempo.

Un número creciente de atletas
El número de participantes sigue creciendo. Los EEUU llevaron casi tres mil atletas seguido por Rusia con 1010, Reino Unido 916 y un país que viene subiendo su participación en los desafíos olímpicos que es China suma hasta ahora 634 participantes. Países que toman en serio el deporte, dando a sus atletas mucho más que dinero sino una plataforma profesional y edilicia para que estos se preparen y tengan la seguridad física y por sobre todo mental para alcanzar las medallas.

Paraguay además de tener una pobre participación en olimpiadas a su vez queda corto en su cosecha de medallas. Habiendo sido solo en Atenas 2004 donde a través del fútbol hemos podido llegar a la medallas de plata en ese deporte. Después: nada.

Estamos a mitad del 2021 y debemos preparar a nuestros atletas. Todos lo sabemos pero hay que invertir recursos y tiempo. En las últimas olimpiadas en Japón, Estados Unidos se embolsó la mayor cantidad de medallas de oro, habiendo conquistado 113 preseas.

Una oportunidad para mostrarse
Es importante entender que los Juegos Olímpicos no son una oportunidad de excursiones turísticas a otros países sino una ocasión en la que un deportista se expone al mundo para continuar creciendo en la que sería la vidriera internacional más importante para destacarse y hacer que su país tenga visibilidad y atractivo .

Así y todo aunque en Sudamérica estemos en el medio del continente con menos medallas no estamos en la triste lista de países que no tienen medallas olímpicas que son Birmania, Bután, Brunéi, Camboya, Laos, Maldivas, Nepal, Omán, Palestina, Timor Oriental, Turkmenistán y Yemen.

Las comparaciones no sirven realmente a la hora de aspirar épicas históricas, cómo el subir al podio y ser reconocido con el metal que todo participante busca con el himno nacional de fondo con la bandera del país.

Por eso no todo acaba ni debe acabar en comparaciones inútiles sino en la constante búsqueda y rescate de talentos deportivos que puedan elevar nuestra bandera en eventos muy importantes cómo las olimpiadas donde el deporte se viste de gala para recibir a quienes dan su razón de existencia.

Más del autor