domingo, enero 29, 2023
24.7 C
Asunción

Ataques en el mundo virtual

Los conflictos en el campo humano se han extendido en el ámbito tecnológico. Atacar no está bien y eso esperamos no tener en ninguno de los mundos, real ni virtual. Debemos tratar de evitar  el atacar a otra persona usando plataformas digitales en vez de transportar valores humanos que construyan y no destruyan al otro solo por ser diferente a esa mayoría que creemos es la que navega por la red.

Antivalores cómo el cyberbullying, acoso utilizando las redes sociales, hackeo de cuentas privadas y hasta el robo de información y hasta de dinero hackeando cuentas ajenas son algunas de estas formas de ataques.  Debemos dejar de lado desde el momento en el que encendemos nuestros dispositivos sii deseamos navegar no en aguas turbulentas que nos puede dañar también porque al hacer algo malo eso nos vuelve a suceder por la simple sinergia que plantea la física. 

Llama la atención lo que se ha identificado ocurre en algunos países cómo El Salvador donde el acaso digital a periodistas es moneda corriente. Y lo peor es cuando la víctima es una mujer. La reportera acosada asegura que «los ataques a las mujeres periodistas tienen ese componente más cruel, más misógino, y machista.

Uno de los flancos más débiles

La mujer es un ser humano más y no es minoría en el mundo que también usa internet sino se encuentra se podría decir en el mismo número de hombres usuarios que no nos debe hacer creer que por el simple hecho de ser hombres ya tenemos el control y razón de todo.No es así,la fuerza, alegría y logro se encuentra en la integración de todos para todo siempre, no es nada nuevo ni descubrimiento reciente eso sino algo consolidado en nuestro quehacer cotidiano. 

En un planeta cada vez más globalizado, unificado o integrado implica saber cómo y para que navegamos  en las redes sin discriminar, humillar u ofender a cualquier persona por el simple motivo de pensar que son minoría o diferentes a uno. La atención sobre las mujeres deben ser todavía aun mayor. 

No está bien  claramente el querer imponer la idea particular en el colectivo sobre todo haciendo uso de plataformas globales cómo es la red internacional. Los ataques por los nuevos medios digitales deben ser sujetos de una atención mayor que el que les estamos dando. 

 

Internet es una herramienta que nos debe servir para servir bien y no para destruir honras y reputaciones.

Más del autor