miércoles, mayo 29, 2024
7.1 C
Asunción

Alimentos claves

La alimentación forma parte de un ejercicio natural que debemos practicar sin excedernos en el consumo o ingesta de cualquier oferta por los peligros que traen consigo los excesos, cualquiera sean, en el comer o hacer algo que aunque sea vendido cómo algo sano debemos tener cuidado y hacer una sana práctica previo al consumo de lo que sea que es la lectura de los factores nutricionales o asegurarnos que hayan sido alimentos bien aseados y cocidos y antes de haber sido puesto en nuestros platos.

Sabemos que lo que conviene ser ingerido hoy y siempre para nuestra salud son los productos orgánicos; vegetales, frutas y todo lo que venga de la naturaleza sin que hayan pasado por un procedimiento de ser envasados, procesados o elaborados y/o empaquetados para ponerlo cerca suyo para que sean finalmente vendidos y adquiridos a cambio de una cifra específica.

Existe un superalimento que es rico en hierro y fibra que mejoran la visión y la digestión. Se trata de la acelga tiene un alto valor nutricional y contienen componentes bioactivos que pueden ayudar a mejorar varios aspectos de la salud

Entre otros aspectos que beneficia el alimentarse con acelga se destacan que;

  • Mejoran la circulación sanguínea.
  • Aportan una gran cantidad de fibra, por lo que son buenas para el estreñimiento.
  • Contienen ácido fólico y hierro, lo que las hacen perfectas para combatir la anemia.
  • Contribuyen a regular los índices de colesterol.
  • Actúan en la prevención del glaucoma y la conjuntivitis.

Formas de consumir

La acelga se puede tomar en ensalada, en sopa, rehogada con ajos, con bechamel, rebozada, rellena, como guarnición de carnes o pescados . Habitualmente se suele comer hervida, sola o con zanahoria y patata y aliñada con aceite o rehogada o en forma de tortilla como en el Paraguay.

Es importante saber que la acelga crece en casi cualquier suelo, pero prefiere los suelos profundos, fértiles y frescos, ricos en materia orgánica. La acelga también tolera los suelos algo pesados ​​y salinos.

El consumo excesivo de alimentos ultraprocesados ​​puede afectar negativamente al peso corporal, el metabolismo y la conducta, además de impactar negativamente en las funciones del cerebro.

Así cómo cuando nos despertamos, vamos al baño para nuestras necesidades fisiológicas, nos aseamos el rostro y boca, ordenamos las herramientas que nos ayudarán en el día, respiramos nuestra primera bocanada de oxígeno y hacemos el habitual estiramiento muscular para estimularnos bien e ir a romper el ayuno, desayunar o empezar nuestra agenda alimenticia del día que debe estar ligada con el concepto de salud. Eso significa evitar consumir demasiada azúcar, harina, sal o alimentos hechos en base de frituras o de alguna forma que pueda dañar nuestro organismo. 

El comer lo que sea además de ser algo natural y necesario es algo orgánico para todo ser vivo siempre. Sobre todo debemos tener en cuenta dos aspectos importantes de nuestra alimentación; su cantidad y calidad. Desde el desayuno, la media mañana, almuerzo, merienda, cena y quizá existan otras citas con el “bocado” en el día de cada uno en particular

Más del autor