spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Abjasia de la República de Georgia

Editorialista Internacional Del Diario EL INDEPENDIENTE, Milwaukee (WI-USA).

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania ha condenado enérgicamente las llamadas “elecciones presidenciales” en la región ocupada de Abjasia en República de Georgia (22 de marzo del 2020).

Ucrania no reconoce las llamadas “elecciones” en las regiones ocupadas de Georgia, ya que se llevan a cabo bajo el control total del Estado Agresor (Rusia), contrario al derecho internacional y no tienen consecuencias legales.  Estas acciones también están destinadas a agravar aún más la situación de seguridad en la región del Mar Negro.

Las “elecciones” ilegales en los territorios ocupados son una práctica común de la Federación de Rusia con el objetivo de legitimar los logros de su agresión contra los estados soberanos.

Ucrania apoya constantemente la soberanía y la integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas y pide a la Federación de Rusia que cumpla con todas las disposiciones del Acuerdo de alto del fuego del 12 de agosto del 2008.

El 24 de febrero (2020) el Ministro de Relaciones Exteriores de Georgia, Davit Zalkaliani, pronunció una declaración en el segmento de alto nivel de la 43ª sesión de Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En su discurso, el Ministro Zalkaliani habló sobre el “deterioro continuo” de los derechos humanos y la situación humanitaria en Abjasia, ocupada por Rusia en Georgia y en la región de Tsjinvali / Osetia del Sur, con los derechos fundamentales de los georgianos étnicos “siendo violados diariamente.”

En el contexto de la discriminación étnica intensificada, “la violación de los derechos a la vida, la privación de libertad, las detenciones arbitrarias y los secuestros, la violación del derecho a la propiedad, las violaciones del derecho a la salud, las restricciones a la educación en el idioma nativo en ambas regiones georgianas.  La reciente decisión de las autoridades de Tsjinvali respaldadas por Moscú de comenzar a eliminar y prohibir la venta de medicamentos producidos y etiquetados en Tiblisi en la región ocupada representa un nuevo asalto al derecho a la salud y pone en peligro la vida de la población local.”

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor