Connect with us

Suscribirse

Editorial

Volvió el fútbol

Raro, sin público y con nuevas reglas

Cuando el síndrome de abstinencia parecía insoportable, llegó el futbol. Por cuenta y orden de doña Angela Merkel, la Bundesliga soltó amarras y los gladiadores más celebrados bajaron a la arena: Dortmund, Bayern Munich, Schalke, toda la crema y nata del futbol alemán pobló las gramillas germanas, pero sin público en la platea. Jugadores, árbitros, técnicos, asistentes y dirigentes todos sin barbijo, casi como un desquite rabioso después de tantas semanas enclaustrados, enmascarados y separados unos de otros.

La salida no se ha dado al tuntún. Los alemanes suelen decir en sorna que en su país hay un problema para cada solución, pero lo cierto es que el ultimo testeo “a cara de perro” de todo el universo del futbol se efectuó hace una semana y sólo media docena de jugadores debieron ser enviados a su casa con la orden de olvidarse del futbol por ahora.

El experimento va a ser interesante porque el futbol es un deporte de contacto, involuntario, pero contacto al fin. La barrera que se forma para un tiro libre funciona como una falange macedónica, codo con codo. Una separación de un metro la convertiría en colador, cosa que un Messi o un Ronaldo jamás desaprovecharían. ¿Y el córner? Pese a que las nuevas reglas han aireado un poco el área chica para que el arquero trabaje mejor, el amontonamiento que se produce para “barajar” la pelota es inevitable: saltos, encimadas, empujones, rodadas aparatosas de a dos o tres
jugadores, etc.

Y aunque la pelota esté escrupulosamente desinfectada, qué impide una reinfección. Sobre todo porque tras la jornada de este fin de semana se vió que una de las reglas antiCOVID19 de la FIFA, la prohibición de escupir, es de cumplimiento imposible. Para muchos jugadores, el ritmo del juego, la tensión y la concentración liberan los hábitos y generan necesidades extremas entre ellas, deshacerse del exceso de saliva.

Y lo de “sin público” es relativo. Si bien los estadios estuvieron vacíos, 7 millones de alemanes siguieron los partidos por TV, encabezando la audiencia el partido Borussia Dortmund-Schalke 04. La teleplatea en el extranjero más numerosa fue la argentina, que siguió a los siete jugadores albicelestes que militan en la Bundesliga a partir del presente campeonato.

Volvió el futbol. Raro, pero futbol al fin.
Se acabó la sequía.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Costo político

Editorial

Muy peligroso

Editorial

Avances digitales

Editorial

Ya no se puede esperar

Editorial

Chanchos de un mismo chiquero

Editorial

OMS a terapia

Editorial

Falta una revolución

Editorial

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente