Connect with us

Suscribirse

Historias

Voluntarios ayudan a adultos mayores en tiempos de crisis

En medio de la incertidumbre que se vive en el país debido a la pandemia del coronavirus, existe un hecho indiscutible: las personas mayores tienen el índice más alto de muertes, sobre todo quienes presentan padecimientos médicos subyacentes.

Muchas son las acciones de solidaridad que se desarrollan en el país para con ellos. Un ejemplo es que el cuerpo de bomberos voluntarios que se puso a disposición de aquellas personas de la tercera edad que no tienen quien les haga las compras o con cualquier otra necesidad.

Otro ejemplo es la iniciativa DisfrutandoParaguay.com que da una mano para que la gente pueda quedarse en sus casas durante la cuarentena y desde sus instalaciones toman pedidos de compras de supermercados.

LA OTRA REALIDAD
Sin embargo, existe otra realidad, y es que muchos se encuentran en hogares de ancianos, lejos de los cuidados de sus familiares y protegidos por profesionales que ante esta situación ponen todo su empeño.

La directora del Instituto de Bienestar Social, Lic. María del Carmen Villar, explicó que el sistema de trabajo en los hogares está siendo diferente. antes existían tres turnos, mañana, tarde y noche, y por toda esta situación se le pidió al personal una guardia de 24 horas y que se instalen en estos lugares.

“Hubo mucha apertura y disposición por parte de los trabajadores. Antes de entrar al hogar tenemos una bandeja llena de lavandina y el personal pisa una alfombra que tiene el líquido absorbido y dejan los zapatos, luego se dirigen a la primera pieza de cada hogar donde dejan la ropa de la calle y se ponen la exclusiva de la institución. También hay duchas disponibles para que puedan desinfestarse y entrar. La visita está prohibida desde el 11 de marzo”, mencionó Villar.

Agregó que al no tener las condiciones, no van a poder institucionalizar a otro adulto mayor que llegue de la comunidad. “Tenemos aislados a los abuelitos y habilitamos una pieza con dos camas separadas ante el primer síntoma de enfermedad respiratoria. También, en otro lugar contamos con una sala de aislamiento en el caso de que puedan contraer la enfermedad”.

Señaló que de forma comunitaria solicitan a las familias que el adulto mayor esté en una habitación aislada, que no comparta dormitorio, que tenga ventilación, alimentación con frutas y verduras. “En caso de que la familia esté desocupada les estamos ayudando, además, la Secretaria de Emergencia Nacional se encuentra monitoreando la repartición de víveres”, señaló la directora del Instituto de Bienestar Social.

En los comedores de adultos mayores se suspendió el hecho de que vayan a comer, ahora se cocina y pasan a retirar la comida para así evitar las aglomeraciones.

“Es importante cuidar de ellos, son la piedra preciosa que tenemos. Hay que explicarles el motivo del aislamiento, en muchas ocasiones la visita de los familiares al hogar es una carga psicológica importante, por eso facilitamos que puedan hacer videollamadas, pero siempre con el teléfono desinfectado y así también pueden estar pendientes de la información”, concluyó Villar.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente