spot_imgspot_img
viernes, octubre 22, 2021
17.7 C
Asunción
InicioActualidadVeredas privatizadas

Veredas privatizadas

Categoría

Fecha

No se sabe cómo llegan pero siempre están a grupados como un enjambre de abejas en cada cuadra. Achican las ya delgadas sendas dejando a su suer­te a los caminantes de la ciudad.

El peatón ya vive un in­fortunio con el estado deteriorado de sus aceras, a eso se le suma que con­ductores inconscientes ubican sus motos y autos como Juan por su casa, sin el mínimo respeto a los demás.

En numerosas zonas de Asunción y Gran Asun­ción las veredas constitu­yen un estacionamiento más, diariamente se leen quejas en las redes socia­les de vehículos y motos estancados imposibili­tando a las personas el libre tránsito.

Si para las personas sin discapacidad ya presenta una molestia pasar por espacios estrechos, para aquellos que deben movi­lizarse en silla de ruedas o con carritos para bebé, se duplica esa dificultad.

Teo Urbieta, miembro de Parigual, comentó que las personas en silla de ruedas se ven más afecta­das por los espacios ocu­pados en sendas peatona­les. “Las personas en silla de ruedas deben pasar al costado de la ruta y co­rren el riesgo de ser roza­dos o chocados”, expresó. Además, indicó que este tipo de inconvenientes lo sufren con mucha fre­cuencia. Con las motos y autos que usurpan el es­pacio se le suma el estado de abandono y deterioro que empeoran el libre tránsito.

El activista por los dere­chos de las personas con discapacidad señaló que existen escasos avances en el mejoramiento de las veredas. Teo ejemplifi­có que en calles céntricas como Palma, Estrella o Avenida Quinta existen mejoras en cuanto a la inclusión vial. Sin embar­go, la ciudadanía instala puestos de comida, ubi­ca escombros y los usan como estacionamiento, mencionó.

CIUDAD INCONSCIENTE

Las personas mismas no toman conciencia de la molestia que causan, por no querer caminar unas cuadras hasta el lugar que necesitan estar, estacio­nan sobre las aceras olvi­dándose de la función que éstas cumplen y a la Poli­cía Municipal parece no importarle abastecer las cuantiosas infracciones. La cuadrilla municipal encargada del microcen­tro asunceno cuenta con 80 funcionarios para con­trolar las transgresiones vehiculares entre otras de sus responsabilidades.

Guido Sandoval, Inspec­tor Superior de la Uni­dad de Estacionamiento Controlado de Asunción, explicó que en su juris­dicción tiene a disposi­ción solo dos grúas, eso dificulta la cobertura de todas las denuncias que hace la ciudadanía. “Dos grúas para el microcen­tro… medio que queda­mos cortos a veces”, se sinceró.

Refirió que se realizan patrullas para verificar las zonas asignadas y que también el departamen­to de comunicación de la comuna remite las quejas de los internautas, pero muchas veces cuando lle­gan al lugar del hecho los vehículos ya se mueven de la zona. Asimismo, aproximó que alrededor de 10 multas se pueden registrar por día por es­tacionar en veredas, y añadió que antes había más infracciones por la falta de estacionamiento en la zona del Congreso, donde cantidades de au­tos colmaban las calles y veredas.

El estacionamiento in­debido en la vía pública se penaliza con multas que van de 1 a 4 jornales mínimos de acuerdo a la gravedad de la infracción, aparcar en veredas cons­tituye una falta grave por lo que se cobra 4 jornales, si la grúa remolca el ve­hículo se le añade unos 3 jornales más, en total 7 jornales que corresponde G. 590.380, comunicó el agente municipal.

Mientras los controles por parte de la comuna no se intensifiquen, los conductores seguirán obstaculizando las vere­das sin pudor. Parte de la problemática se so­lucionaría si existieran estacionamientos para motos y vehículos que abastezcan la creciente demanda. Mientras tanto los perjudicados seguirán siendo los peatones.

 

CLAVE: Al estacionamiento indebido se le suma el mal estado de las veredas que quedan arruinadas por su innecesaria sobrecarga.

 

CLAVE: La comuna asuncena cuenta con más de 300 personales operativos, solo en la zona céntrica tiene 80 funcionarios de los cuales la mitad se encarga de los estacionamientos indebidos en la zona.

 

CLAVE: La Ordenanza Municipal n° 479/10 en su artículo 146 establece las zonas prohibidas para estacionar, entre ella en aceras y garajes, sin embargo, las personas no respetan esa norma.

 

CLAVE: Hasta G. 590.380 puede costar la multa. Va de 4 a 7 jornales mínimos.

 «Las personas en silla de ruedas deben pasar al costado de la ruta y corren el riesgo de ser rozados o chocados». TEO URBIETA, MIEMBRO DE PARIGUAL

 

«Dos grúas para el microcentro… medio que quedamos cortos a veces». GUIDO SANDOVAL , INSPECTOR DE ESTACIONAMIENTO CONTROLADO DE ASUNCIÓN