miércoles, mayo 29, 2024
7.1 C
Asunción

Un títere que da esperanzas

 

La vida tiene sus momentos de festejos, alegría, preocupación y tristezas, cuando llegamos a esta realidad tomamos decisiones cómo el migrar o moverse y mover a nuestras familias o personas que puedan acompañarlo en la feroz aventura de cambiar el lugar de residencia. Esto  puede consistir en una experiencia positiva o negativa de acuerdo a los recursos, planificación y contactos que el migrante haya hecho antes de empezar la mudanza. 

Solo alrededor de 12 millones de mexicanos por año cruzan la frontera rumbo a los EE.UU, para en este país poder iniciar, desarrollar y terminar las vidas que en su nación de origen  no fue posible.

El migrar se ha vuelto en una práctica habitual desde siempre en muchos lugares del mundo. Más hoy día es algo que hoy se ha impreso en la historia de la humanidad. Que para lograr existir sin complicaciones necesita seguridad, educación, salud, empleo y un lugar donde vivir.

Elementos que son encontrados en latitudes distintas a donde vivamos y finalmente por las comodidades existentes en el lugar al que hayamos decidido migrar finalmente terminamos asentandonos en el mismo. Dejando familia, amigos, tareas y tradiciones en nuestro lugar de origen que por su parte va quedándose sin mexicanos, paraguayos o cualquier  nacionalidad del migrante. Se va encontrando con personas, situaciones y realidades distintas a las que tenía en su casa, por dicho motivo algunos artistas apelan a su trabajo para comunicar la difícil situación de los inmigrantes.

Una personaje singular

La pequeña Amal, una marioneta de 12 pies que representa a una niña refugiada siria de 10 años , interactúa con niños en Baltimore, Maryland, el 16 de septiembre. La pequeña Amal está de gira por Estados Unidos para llamar la atención sobre la difícil situación de los refugiados.  Fue diseñada y construida por la compañía sudafricana Handspring Puppet Co.

El nombre de la “niña” es Pequeña Amal y es una marioneta, imponente pero con apariencia infantil, la figura central de un proyecto artístico teatral internacional llamado The Walk, diseñado para proyectar esperanza, aliento y solidaridad a quienes huyen de la guerra, la violencia, la pobreza y persecución. 

Este personaje da esperanzas a muchas personas que se mueven esperando encontrar y tener lo que en sus países no existe por negligencia política o por tener conflictos económicos y sociales que solo sirven para aumentar la migración de personas, que encuentran en esto la solución a sus problemas.

Los creadores de la marioneta comenzaron a impulsarse en una sinuosa odisea que comenzó en la frontera siria con Turquía en 2021. En representación de una refugiada no acompañada que buscaba familia y comunidad, ya visitó más de 90 ciudades, con una recepción mixta, en un viaje al Reino Unido. País que también alberga a muchos europeos, asiáticos y latinoamericanos que ya tienen sus vidas instaladas en los países que hayan elegido mudarse y mover consigo sus pertenencias y la compañía que haya inspirado la mudanza o que tenga la comodidad necesaria para lograr tener una buena calidad de vida. Mil millones de seres humanos viven en lugares distintos que aquellos donde nacieron. Un fenómeno de alto impacto en la vida de la gente.

Más del autor