lunes, junio 24, 2024
16.7 C
Asunción

Premiar o castigar

 

Las presidenciales 2023 ya son una realidad en Paraguay y me dicen pero Iñaki tenemos horas, días y hasta semanas para ese domingo 30 de abril, fecha importante para el  país, su sociedad, política, y todo lo que forma parte del desarrollo de nuestro país.Estamos muy cerca de la fecha clave y nuestra participación es clave.

Sabemos que para el paraguayo el Paraguay es su hogar que debe estar en orden y limpio para que la vida de su población pueda tener la suficiente seguridad de poder empezar, desarrollarse y enfrentar los retos cotidianos. Y en todo eso toca la política.  Complicaciones ligadas a la corrupción o abusos en la condición de poder son las   que no queremos más porque esto  no debe ser así en las democracias que existen por lo contrario  para afianzar el control y manejo del poder del demos o pueblo. 

El 30 de abril no debes estar apático, estático ni sedentario dentro o fuera de tu casa sino los espacios correspondientes para votar deben estar cargados de mucha gente conciente, ubicada y educada para que la fiesta de las elecciones sea una donde veríamos el reconocimiento o reprimendas a las personas que merecen un lugar en las funciones importantes del país. Ahí en ese momento serás juez y parte de la democracia que es el menos malo de los sistemas políticos conocidos. 5 años o un lustro que marque un tiempo para cambios importantes para el país.

Sin darnos cuenta estaremos viendo nuevos nombres y rostros de candidatos para ser presidentes, gobernadores o parlamentarios que desde el momento en que hayan sido retratados o antes de ese acto deben estar pensando qué y cómo hacer el bien para el votante que en poco tiempo premiara o castigara entintando su dedo cómo marca de haber participado bien en las elecciones previstas para el 30 de abril.

Rescatar la política

Requerimos rescatar la política para la gente ya que en estos  más de 30 años de democracia no ha podido consolidar en la mente de su población la responsabilidad o el cuidado de la cosa pública para su bienestar y comodidad. Es hora que aprendamos y el ultimo dia de abril es un momento de tomarnos un examen.  Ese domingo  servirá para seleccionar y allí nos daremos cuenta y seremos testigos de quienes han sido premiados y quienes castigados, por razones que su pasado administrando o viviendo mal o bien serán suficiente registro para que hayamos votado a favor o en contra de alguien. 

El Estado debe responder bien con gestores probos y capaces  para poder tener la confianza suficiente en su gestión que lo puede ayudar a él, ella o el partido que represente para que en futuro pueda volver a ser elegido o premiado por su trabajo.  en una función que tiene el estado abierto para toda persona interesada en ingresar para ser reconocido y no punido por no haber hecho bien las cosas cómo funcionario público, 

No hay dudas que tendremos muchos que acompañarán a los elegidos esperando que hagan funcional y no disfuncional su trabajo para la población que el 30 de abril elige para castigar o premiar.   Nuestra cita está muy cerca.

Más del autor