spot_imgspot_img
sábado, enero 22, 2022
29.7 C
Asunción
InicioActualidadOperadores políticos, la herencia del Stronismo

Operadores políticos, la herencia del Stronismo

Categoría

Fecha

Las personas que nacieron desde los 90’ para arriba seguro no recordarán, pero los que vivieron antes, fueron testigos de una época donde reinaba la opresión. 

Es decir, la vida diaria transcurría en que uno no podía ejercer su libre opinión y a recurrir al lugar donde quisiera, entre otras cuestiones más.

Sí bien esos hechos son cosas del pasado y hoy se vive de otra manera, esa época de igual manera dejó como herencia varios aspectos sociales. El principal sin duda, es que funcionarios públicos deban actuar como operadores políticos para mantener sus puestos. 

Cristian Nielsen, periodista e historiador, señaló que esa es la principal herencia de esa época. “Ya han pasado 30 años y eso sigue. Lo más triste es ver a un maestro acudiendo a un acto partidario. Es decir, a una persona encargada de enseñar y formar el pensamiento de un niño”, mencionó. 

VIVENCIA DE PERIODISTAS

En otro momento, recordó lo que vivían los comunicadores en aquella época.  

Rememoró que cada colega debía pensar muy bien las cosas que iba a escribir o decir al aire. “¿Eso en que se traducía? En la autocensura. Es decir, que el propio periodista limitaba lo que decía por temor a represalias”, dijo. 

Señaló una ocasión que fue citado por la Subsecretaría de Informaciones y Cultura, ente que funcionaba en el Palacio de López. Estuvo esperando durante 4 horas en la sala de recepciones cuando por fin fue llamado. Dentro de la sala le hicieron una encuesta, en la misma le preguntaban sí estaba a favor o en contra del comunismo. Y sí estaba a favor o en contra del gobierno de Stroessner. 

“Era algo muy intimidatorio. Como una primera señal a que sí estabas en contra del sistema te iba a ir mal”, apuntó. 

FESTIVALES CENSURADOS

En otro momento, el entrevistado recordó que acudir a ciertos festivales artísticos podía representar arrestos injustificados. 

“Recuerdo una vez que durante un concierto, al final, cuando salían las personas se encontraron con una barrera policial. Allí los policías iban tomando apuntes de todas las personas públicas que iban saliendo”, manifestó. 

Con respecto al comentario de algunas personas que señalan que antes se vivía mejor, y la ya famosa frase de que “antes de podía dormir con la puerta o ventana abierta”, el entrevistado respondió que era otro contexto. 

“Antes éramos un millpon hoy somos 8 millones. Volver al pasado no será mejor. No es una opción sí queremos evolucionar”, sentenció. 

FACTOR DINERO

El Dr. Julio César Frutos, historiador, señaló por su parte que el cambio principal de la época stronista y la actual democracia es la presencia del factor dinero. 

Es decir, que en aquella época lo que primaba era la ideología política, eliminar el comunismo. Mientras que ahora, lo que más importa es tener una fuerza económica importante para ejercer la política. 

“Lo que prima es el dinero. Esta es inclusive capaz de cambiar estatutos históricos como ocurrió con Horacio Cartes cuando este quiso ser Presidente. Eso es lo que prima en la actualidad”, respondió. 

 

“La diferencia más importante es que ahora prima el dinero. Antes lo que importaba era de que ideología pertenecías”. Julio César Frutos, historiador.

 

“Lo más triste es ver a un maestro acudiendo a un acto partidario. Es decir, a una persona encargada de enseñar y formar el pensamiento de un niño”. Cristian Nielsen, historiador.