domingo, julio 21, 2024
22.3 C
Asunción
InicioSin categoríaOllas populares en receso por falta de insumos

Ollas populares en receso por falta de insumos

Categoría

Fecha

En estos 9 meses de pandemia, la solidaridad del pueblo paraguayo fue la protagonista. Las personas aportaron voluntariamente, los jóvenes se organizaron y aquellas familias de escasos recursos se involucraron para cocinar, juntar la leña y mediante las ollas populares, poner ese plato de comida ante la falta de acción de un Estado que se caracterizó por su ausencia.

Mariza Román y Mariana Ayala son dos de las muchas colaboradoras que hicieron posible esto. Comentaron que la actuación de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) ha sido la peor en cuanto a no asistir a las ollas populares.

“Con mucha lucha de las señoras que cocinan fuimos presionando para que pudieran entregar insumos, encima eran de muy baja calidad y poca cantidad. Normalmente ofrecíamos más de 2.500 platos de comidas diarios, de lunes a viernes y algunos sábados, y por la situación se decidió hacer 3 veces a la semana y así hasta el momento”.

Señalaron que las familias fueron afectadas por la pérdida de trabajo, y sin ello se tornaba prácticamente imposible proveer de alimento a sus hogares. “Varias de las ollas están en receso por la falta de insumos. Hacemos reuniones quincenales con cada referente donde nos planificamos sobre cómo hacer si los insumos llegan en mal estado o son insuficientes”, mencionaron.

Kimberly Samaniego, de Ollas Populares Solidarias del Bañado Sur, también lamentó la falta de apoyo del Estado, pues luego de 3 movilizaciones asistieron a las ollas con insumos cada 15 días, pero hasta ahora es una lucha constante.

“Aprendimos a organizarnos para sobrevivir y no pasar hambre, dar de comer a nuestros hijos. Hasta hoy la gente sigue solidarizándose y sostenemos las ollas con actividades como ferias de ropas”, dijo Samaniego.

LAS COCINAS POPULARES

Los jóvenes voluntarios del Bañado Sur (JVBS) tenían claro desde la declaración de cuarentena que faltaría un plato de comida en las casas, se cerraron las escuelas, los trabajos esporádicos fueron cesados. “El que pudo acercó lo que tenía y se convirtió en una olla grande cada día y la Iglesia Católica con la estructura de la Pastoral Social brindaron todo lo necesario y más. Recibimos apoyo de la SEN, el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia y la Municipalidad de Asunción, pero tarde y escaso”, señaló Héctor Joel Ferreira, asesor de los Jóvenes Voluntarios del Bañado Sur.

El principal desafío fue estar cada día, convertir sus salas y patios en cocinas populares, a leña cocinar y ser honestos ante la sociedad. “La cocina Solidaria San Miguel Beneficio con 400 platos diarios y casi 90 mil platos en toda esta cuarentena. Muchos se sintieron muy agradecidos y otros pudieron tener un alivio al no gastar unos 5 platos a un costo básico de G. 8.000, en un mes ahorraron G. 1 millón”.

UNA SITUACIÓN INSOSTENIBLE

Por otra parte, Luis Narvaja, miembro de la organización JuvenSur, destacó que les sorprendió la reacción de las personas que querían formar parte de este proceso, sabiendo además del riesgo que suponía salir de la casa para acercar las donaciones. También se sentía el temor del cierre completo, lo que sería un gran problema económico para todos, o sea, las mismas personas solidarias sobreponían sus intereses ante un interés comunitario, el cual era que no falte en ninguna mesa un plato de comida.

“Estas personas fueron de todos los niveles sociales, en varios casos mismos pobladores del Bañado pasando por clase media y hasta personas de alto nivel económico, todas ellas con el mismo sentimiento de ser útil para los que no contaban con una mejor situación económica”, precisó Narvaja.

Aseguró que en este último mes solo en algunas ollas las autoridades proveyeron de casi todo lo necesario, pero en caso de las verduras llegaron en mal estado. “Me parece que el Estado no tuvo en lo más mínimo la empatía hacia su pueblo que estaba pasando hambre. Esta idea la mantengo reforzada debido que a pesar de que el derecho a la alimentación está plasmada en la Constitución, el Gobierno no lo garantizó. Como organizaciones tuvimos que exigir una Ley para que se haga efectiva, hoy meses después de esa Ley “Asistencia a las Ollas Populares” tenemos conocimiento que solo una sola vez se asistió, es decir, no vemos interés real del para contribuir a que los más vulnerables sobrepasen su situación”.

A la par que los voluntarios veían la amplia necesidad en las ollas en los barrios, también en las noticias veían intereses mezquinos en cuanto a la administración de los recursos que hasta ahora solo quedan en manos de algunos.

“El apoyo que recibimos y que garantizó que existan varias ollas populares para tratar de cubrir la alta demanda fue la de las personas solidarias de diferentes lugares, sin esa empatía sería casi imposible que cumplieran su papel, el de proveer un almuerzo o una merienda”, dijo Narvaja.

Señaló que cada olla tenía su protocolo: formar fila con distancia, usar tapabocas, desinfectarse la mano antes de ingresar a retirar la comida y que solo se asista un miembro por familia preferentemente que sea joven o adulto.

“La cantidad a la que asistíamos eran en San Blas: 180, Lujan: 150 y Yukyty: 150 aproximadamente, unas 400 personas, ya que habían momentos en que en otras ollas no se llegaba a cocinar porque no se conseguían todos los insumos, así que las personas migran a otras ollas”.

De las tres ollas que en su momento pudieron sostener gracias a la ayuda de las personas solidarias solo una queda activa, pero cocinando día de por medio debido a que en estos últimos tiempos las donaciones disminuyeron grandemente. “Creemos que eso pasó debido a que la mayoría estábamos esperanzados que con la aprobación de la Ley de Asistencia a las Ollas Populares no sería tan necesario continuar con las donaciones de las personas. Una pena que el Gobierno y las instituciones no se hayan puesto a la altura de la situación, y por sobre todo, asumir ese papel que las personas solidarias tuvieron”, resaltó el joven.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.

Tapa del 21/07/2024

Se coronó a la nueva Miss Expo 2024

Lava jato y la corrupción

Venezuela se sacude