spot_img
spot_imgspot_img
lunes, mayo 23, 2022
11.6 C
Asunción

Murió de sed

Mientras peleamos entre vacunas, no vacunas, sector para vacunados; o hacemos fila en identificaciones para cualquier trámite, allá en el Chaco mueren de sed.

El 2 de enero Alberto Díaz Agustín, un niño indígena de la comunidad Kenjakloy, salió de su casa y se dirigió al monte a cazar palomas para llevar alimento a su familia, no regresó.

Recién el 11 de enero, el fiscal de Filadelfia, Andrés Arriola, confirmaba que el cuerpo sin vida del pequeño había sido encontrado en la estancia 5 Estrellas, que limita con la comunidad indígena Kenjakloy. Afirmó que el cadáver fue hallado por personal de la estancia.

Lo que impacta e indigna es que el pequeño murió de sed, buscando agua, allá con la desesperación de 42 grados profundos del Chaco, en ese reflejo de la verdadera problemática indígena, donde olvidados por “los blancos”, movidos como ganado cuando son sacados de sus tierras donde estaban acostumbrados a cazar y vivir, allá donde la infraestructura no llega, ¿para qué? Si no suman votos. Allí murió el pequeño Alberto y murió de sed.

Acaso se olvidan que a finales del 2021 tuvimos la “gran noticia” de la llegada por primera vez de agua potable a la Aldea Samarita en el Chaco. 2021 y la gente aplaudiendo sin vergüenza a esa manga de inoperantes del MOPC, los mismos de la “pasarela de ñandutí” inservible, sobre facturada, y todos panchos en sus cargos, siendo investigados por ellos mismo.

Alberto murió de sed, mientras hurreros aplauden a políticos por hacer obras con dinero del Estado. Señores, aplaudir a un político por hacer obras con la plata del Estado, es como que aplaudas al cajero automático por darte tu plata.

Las comunidades indígenas necesitan inversiones, no limosnas de Entes con cargos inventados y hurreros que no saben cuál es su trabajo.

Florencia Gismondi
Florencia Gismondi
Licenciada en Periodismo, Comunicadora, Conductora de TV y Radio. Amo el medioambiente, recicladora compulsiva. Madre 24/7, no duermo, pero intento que no se note.

Más del autor