lunes, febrero 6, 2023
32.7 C
Asunción

Todo por un like

El Oxford Languages se refiere a la palabra “Influencer” como a una persona destacada en una red social u otro canal de comunicación, que expresa opiniones sobre un tema concreto y ejerce una gran influencia sobre muchas personas. Ahora, si los mismos son buenos o malos, con contenido educativo o vulgar, pero son preferidos solo por cantidad de seguidores, ahí se da el problema.

La semana pasada tuvimos dos casos de estos “influencers” donde las autoridades tuvieron que intervenir, porque para algunos vale todo por un like, como el caso de “Jaka” Saenger, quien subió a su cuenta de Instagram un video donde aparentemente le daba de tomar cerveza a su beba de solo 6 meses de edad. Este espécimen del mundo virtual tiene 582 mil seguidores en Instagram, más de medio millón de personas que lo siguen y festejan sus ocurrencias, como darle alcohol a un bebe.

Vamos a otro lado del nivel educativo con el novio de una bailarina (lo digo así porque el mismo trabaja en una Universidad) la misma con más de un millón de seguidores en Instagram, que respalda el festejo de su novio donde en un culto contó haber atropellado un gato hace unos días, donde el “pastor” Jose Duarte de la Congregación Ministerio Ejercito de Avivamiento del Reino de Dios, por Dios me canse de solo escribir el nombre, lo felicita ya que, según él, los gatos son “malditos demonios y brujos.” Este hombre, es el mismo que alguna vez a los gritos aseguraba que tendrían cáncer, como lección de Dios, aquellas personas que estaban contra él. Y sigue como si nada “predicando”, quizás respaldado por autoridades.

¿En qué momento hemos caído al vacío para vanagloriar a estas personas faltas de raciocinio? disfrutando sus bromas, sus videos recomendando alguna marca (que debería correr pronto) ¿Cómo se llegó a este nivel de amarillismo y nulo contenido? festejando como simios cuánta foto o video suben, sin importar a quién “matan” para lograr un like.

Florencia Gismondi
Florencia Gismondi
Licenciada en Periodismo, Comunicadora, Conductora de TV y Radio. Amo el medioambiente, recicladora compulsiva. Madre 24/7, no duermo, pero intento que no se note.

Más del autor