viernes, febrero 23, 2024
26.7 C
Asunción

Los retos de Milei

Las personas adineradas y los primeros mandatarios tienden a ser noticia cuando les pasa algo, se expresan sobre algo específico o hacen algo llamativo.

Ahora es el turno de dos personas cuyos apellidos empiezan con la M de muchos adjetivos buenos y malos, de acuerdo a cómo le guste calificarlos a un público en particular.

Elon Musk el multimillonario detrás de Tesla, SpaceX, Starlink y X (antes Twitter), ahora está destacado por las expresiones que muchos en la Argentina y el mundo no coinciden con él por la falta de experiencia de Milei gestionando importantes instituciones del estado y siendo un neófito en la política, outsider o forastero.

De un mundo que desde este año en adelante le tocará vivir y administrar con el título “presidente argentino”. Musk apoya a Milei y es noticia.  Nos toca desear lo mejor a la Argentina cómo vecinos del país sudamericano y por tener a un importante número de paraguayos viviendo en este país desde hace ya un buen tiempo. Su gestión finalmente dependerá del exito que tenga en arreglar la economía en base a sus teorías definidas como anarcocapitalista.

Ariel Goldstein, investigador y autor de varias obras sobre el auge del bolsonarismo en Brasil, considera que la simpatía de Musk hacia Milei tiene una matriz inicialmente ideológica. Para Musk “defender las expresiones de extrema derecha es sinónimo de defender la libertad de expresión”, dice Goldstein. una expresión y concepto que fue muy repetido y escuchado de la boca del “Javi” cómo se le llama al presidente argentino.

El mandatario electo de gira por los EEUU  tiene a su lado y por delante al grupo de funcionarios o asistentes estatales a quienes llamó “la casta” y prometió reducir su número porque representaba un gasto innecesario de un estado que debe estar concentrado en responder las necesidades y demandas de la Nación. Tarea nada fácil con un país con sindicatos muy fuertes.

No debe esperar y ser paciente por la réplica del Estado, sino merece atención rápida y efectiva porque somos la razón por la que existen ministros, gobernadores, intendentes y presidentes en un mundo mal habituado a depender del estado. Nuestras contribuciones para mantener cómodo a sus funcionarios mientras aguardamos ser atendidos en el hospital, ministerio de la educación o la vivienda o cualquier institución donde acostumbramos ver a personas sentadas sin hacer nada productivo para sí mismos o para la ciudadanía. 

Un gran problema por resolver

Todo no solo se da en Paraguay sino también en la Argentina que tiene una población de 45 millones de personas a quienes les tocaría esperar o tener respuestas óptimas del gobierno al que han elegido y esperemos pueda responder bien a lo básico que necesite el argentino o poblador de la Argentina. 

País con recursos suficientes que al ser bien administrados tiene la posibilidad de hacer y tener caja para dar de comer y asistir respecto a la salud y educación del ciudadano, que también debe poner de sí mismo para tener un país en orden, atractivo y limpio cómo alguna vez ayer lo fue y tiene registros para ver, leer o estudiar cómo existió dicho ayer. Un país con alto  índice de pobreza, desempleo, personas sin casa o sin poder estar cómodos viviendo en paz sin temor a la inseguridad reinante que es otra complicación que tiene en su agenda Milei para el rediseño y reparación del país que le tocará administrar desde el 10 de diciembre próximo.

Más del autor