sábado, abril 13, 2024
23.8 C
Asunción

Los microbios y el arte

En el arte hay muchas disciplinas que requieren de musas para el desarrollo de una obra de teatro, la composición de una música, el diseño de una escultura u otra variante plástica cómo la pintura. Todo tiene inspiración  con lo que capte los ojos, sin dudas desde la danza, pasando por la literatura, actuación y toda aquella actividad que los sentidos.

Esa sensación o motivación necesita de una muda inspirador para que un pintor, escritor, compositor, actor o director  de rienda suelta a su imaginación para recrear escenarios con los patrones de su arte y concluir su trabajo basado en un momento, lugar, clima o personalidad. Así el arte recrea y da sentido a las cosas.

En  Francia se ha desarrollado un un experimento museográfico en torno a nuestra relación con lo microscópico. El trabajo se denomina “Micromundos” y está exhibido en el museo Du Quai Branly-Jacques Chirac de París. Se trata de una minúscula exposición de animáculos.Su creador y director Frederic Keck prefiere hablar de “un experimento, que cruza la historia de la microbiología con la antropología y el arte contemporáneo”. Al llegar al modesto espacio dedicado a él, el visitante se enfrenta inmediatamente a una pintura de Hervé Di Rosa donde burbujeantes y coloridos microbios nos escudriñan con los ojos muy abiertos, pero también con una trampa para termitas, procedente de China

Notables y singulares

Bajo el microscopio de Louis Pasteur está exposición  nos enseña desde muy de cerca cómo viven, se relacionan y mueven los microbios que en nuestra cotidiana vida son personajes de limpieza y repelencia por los feos recuerdos que son capaces de dejar en el sano cuerpo humano. Hasta ahora tuvo y tiene una experiencia desagradable en el país y el mundo con lo que fue y sigue siendo  una pandemia que hasta serviría cómo inspiración para futuros trabajos para hacer trabajar los sentidos humanos. La inspiración puede surgir como se ve desde ámbitos absolutamente notables para que finalmente haga llegar su mensaje a nuestra mente inspirándonos a hacer algo de acuerdo a la motivación despertada por el trabajo artístico.

El arte no tiene hora, lugar ni condiciones para que nazca sólo la intención y voluntad de su creador para asi con el mismo y lo que fue su inspiración logre transmitir bien su idea al público que espera siempre una novedad que sorprenda. El arte tiene esa fuerza singular de proyectarnos en espacios novedosos y únicos incluso desde los repugnantes microbios como hemos podido comprobar en este singular trabajo del mundo científico.

Más del autor