spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
28.7 C
Asunción
InicioVida ModernaLas mujeres también sufren alopecia

Las mujeres también sufren alopecia

Categoría

Fecha

Si al peinarte notas que algunos pelos quedan en tu cepillo o a la hora de lavarte el cabello se generan algunas caídas al piso, resulta más normal de lo que parece, pero, de acuerdo a Norma López, especialista en tratamientos capilares y representante de la primera clínica de terapia capilar en el país, cuando estas situaciones se producen de forma reiterada y por un largo tiempo, ya dejan de ser normales.

“El cabello tiene su fase de caída cuando llega a su ciclo final, pero cuando comenzamos a notar una caída muy constante, pasando los 3 a 6 meses, es necesario consultar para comenzar un tratamiento. Este será fundamental para que haya una rápida reposición de nuevos cabellos y para proteger los que no llegaron a ser afectados” destacó la experta.

La terapeuta declaró que el 70% de sus pacientes son mujeres, las cuales presentan varios tipos de alopecias y otras patologías. Prosiguió manifestando que la terapia capilar es multidisciplinar porque no se centra de manera exclusiva en el cabello, también trabaja la autoestima porque la cabellera representa poder, principalmente para las mujeres.

Por otro lado, se puede llegar a hablar de posibles mecanismos de respuestas para hacer frente al avance de la alopecia. Para ello, López mencionó que indica una consulta y una buena evaluación antes, para así montar un protocolo de tratamientos específicos dependiendo de cada caso. “Esto porque no toda caída de cabello tiene la misma causa, por eso es muy importante la evaluación”, agregó.

De acuerdo al sitio web The Conversation, donde expertos académicos publican diversos materiales, la alopecia más frecuente en mujeres es la androgénica, de origen hormonal y genético.

Sergio Vañó Galván, director de la Unidad de Tricología y estudio de las alopecias, y autor encargado del material mencionado, explicó que existen más de cien tipos de alopecia distintos, por lo cual el diagnóstico es fundamental antes de pensar en tratamientos.

CAUSAS Y TRATAMIENTOS
“Si vamos a citar todas y cada una de las causas, no terminaríamos, pero la caída de cabello en las mujeres suele ser por diversos factores: el estrés está en el puesto uno como mayor causante, luego vienen problema de la tiroides, mala alimentación, falta de ferritina, quimioterapia, lactancia o algunas enfermedades más”, citó la especialista en tratamientos capilares.

Dentro del punto, López aclaró que si la mujer ya cuenta con una predisposición de caída de cabello, es muy importante la prevención. Cuanto más temprano lo realice, mejor; igualmente, la prevención siempre es mejor que tratar cuando la mujer ya llega a un estado crítico.

“Otro punto importante a tener en cuenta es que por algo se recomienda mantener una buena alimentación y actividades físicas; estos dos factores son los más importantes, reiterando que la alimentación es la base de todo”, acotó la experta.

Como el cabello no es un órgano vital, prosiguió en su explicación, siempre se ve afectado por todo. Por ejemplo, recibe solo los nutrientes sobrantes y ahí entramos nuevamente en la mala alimentación o absorción de nutrientes.

ALTERNATIVAS
“Anteriormente no se veía mucha alopecia en mujeres, pero hoy en día ha aumentado bastante y para ellas no es algo fácil de aceptar. Yo no estoy a favor de las extensiones si estás sufriendo alopecia u otro tipo de caída de cabello, porque ocasiona mucha tracción, aumentando la caída y la inflamación”, indicó la profesional.

Aparte de la androgénica, otro tipo de alopecia se denomina efluvio telógeno, que consiste en una caída intensa; por otro lado, también está la alopecia areata, relacionada directamente a problemas emocionales, ejemplificó la terapeuta.

Por ende, López aconsejó recurrir siempre a un tratamiento antes de optar por pelucas o extensiones. Esto teniendo en cuenta que hoy en día hay muchas alternativas de métodos muy buenos, principalmente la realización de terapia capilar, llevando a cabo tratamientos bien personalizados.