spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Las medidas sin medida

@peztresojos – Emprendedor y Comunicador Social

El Ministerio de Educación y Ciencias ha comunicado que las clases presenciales se suspenden hasta el mes de diciembre. La noche anterior, el Presidente de la República y representantes del Gobierno Nacional presentaron las fases de lo que autodenominan una cuarentena inteligente. Las dos notificaciones son divergentes, o más bien, desconectadas del contexto.

Por un lado, las empresas y comercios progresivamente reiniciarán sus actividades, el transporte de corta, mediana y larga distancia volverán a sus ritmos habituales, es decir, con medidas sanitarias pertinentes, se buscará una imitación al menos de aquello que conocíamos como normalidad, ojalá que con nuevos aprendizajes luego de la emergencia. En todos los casos, según lo comentaron, se aplicará un proceso de evaluación sobre las medidas tomadas. No se estipulan ni siquiera periodos de prueba en Educación, ni siquiera propuestas de alternancia, asistencia regulada a clase, el Ministerio optó por suspender las clases presenciales hasta diciembre, sin mayor debate, sin mayor reflexión.

¿Por qué no tomar una medida intermedia, para luego confirmar la  suspención de clases presenciales por todo el año lectivo?¿Con qué criterio se establece un “receso educativo” de dos semanas en el mes de mayo?¿Con qué sectores y carteras se conversó para consensuar lo mejor para nuestros estudiantes?

Nadie pone en tela de juicio que la salud es lo más importante, pero tampoco desconectar las necesidades pedagógicas, sociales y estructurales que tienen casi 3.000.000 de paraguayos en edad escolar y universitaria. 

Las medidas tomadas por este Ministerio solamente vulnerabilizan al que ya es estructuralmente vulnerable. Ni siquiera se han planteado planes de zonificación de escuelas que pueden dar clases mientras no existan casos confirmados a menos de 50 kilómetros, o alguna otra estrategia, quizás no perfecta, pero que al menos no declara walkover antes de dar pelea. No sirve de nada bajar solamente la curva de contagios y no bajar la curva de ignorancia de nuestro país. El dolor de la realidad nos presenta a un Ministro que toma medidas sin medidas, que extorsiona con brindar alimentos de los kits escolares solamente a los estudiantes que presenten las tareas realizadas, como si se tratara de un maquiavélico experimento de Pavlov donde se juega con el hambre y la educación.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor