spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
17.7 C
Asunción
InicioBienestarSalud MentalLa temida ansiedad puede ser muy normal

La temida ansiedad puede ser muy normal

Categoría

Fecha

Una gran presión negativa y una sensación de que algo malo se aproxima son características centrales de la ansiedad, sin embargo, este trastorno puede ser más normal y necesario de lo que parece.

“Un ciclo de miedo y pensamientos negativos corroe tu mente, reduciendo tus sentidos y haciéndote sentir una persona pequeña ante tantas dificultades cotidianas; esto puede recluirte a una pequeña cárcel personal, que termina siendo tu propia telaraña mental creada ante tanto estrés”, de esta manera se puede catalogar metafóricamente el impacto de la ansiedad en una persona que la sufre de manera grave.

No obstante, como otros trastornos mentales existentes, la ansiedad cuenta con tratamientos efectivos y técnicas adecuadas para reducir los estragos de ese ligero problema que aqueja al equilibrio de la salud mental.

Para la licenciada en Psicología Clínica, Zunilda Rivas, los propios filósofos del siglo XX establecieron que “la ansiedad no es necesariamente mala, porque también puede llevar a la persona al conocimiento de su propio ser”.

“La ansiedad es la más común y universal de las emociones. Es sinónimo de tormento, preocupación, malestar ante acontecimientos futuros o situaciones de incertidumbre y también representa la anticipación temerosa de un peligro acompañado de un sentimiento intenso; implica el presentimiento de que algo grave le va a ocurrir al sujeto”, definió la profesional.

En este sentido, Rivas destacó que la ansiedad es normal, pues todos o casi un 90% de la población la tiene. Esto porque después del estrés no tratado viene el trastorno mencionado, que se presenta en 5 tipos y se diagnostica por sus diferentes síntomas.

UNA AFECCIÓN CONSTANTE
De acuerdo a la licenciada, el tipo de vida de la sociedad actual: tecnológica, urbanizada y competitiva en la que estamos viviendo diariamente genera mucha ansiedad. Sin embargo, destacó que la ansiedad se ha desarrollado siempre en toda época.

“Es impensable la vida sin ella, pues cierto grado de ansiedad está presente en nuestras vidas cotidianas. Existe una ansiedad normal, ligada a las situaciones que vivimos, para la ejecución de tareas o alerta frente a posibles amenazas. Sin embargo, la ansiedad puede ser patológica cuando no se presenta como respuesta proporcionada frente a un estímulo o si su intensidad y duración exceden de los límites aceptables”, aclaró Rivas.

Independientemente de las dos variantes mencionadas, la psicóloga reiteró que con tales condiciones se pierde la función de adaptación y se convierten en un problema para el individuo.

“Pero básicamente la persona debe sentir la presencia de la ansiedad en forma persistente al menos 1 mes, y manifestarla a través de síntomas como temblores, inquietud, nerviosismo, taquicardia, miedo, preocupación e irritabilidad, etc.”, indicó la especialista.

AFECCIONES DIRECTAS
Rivas explicó que, sea clínico, psiquiátrico o psicológico, el trastorno de ansiedad puede llegar a afectar de manera directa al desarrollo social y «normal» de una persona. Por ello, la licenciada habló de la importancia de determinar qué tipo de trastorno de ansiedad se padece.

“Los más habituales suelen ser: crisis de ansiedad o ataques de pánico, agorafobia, fobia social, trastorno obsesivo compulsivo, ansiedad generalizada, estrés postraumático, fobias específicas y ansiedad por separación”, citó la psicóloga.

Por otra parte, acotó que en el peor de los casos, cuando una persona no asiste a tiempo a realizarse un control de los síntomas que presenta puede llegar a internarse o suspender por completo sus actividades, debido al trastorno de la ansiedad.

“En nuestro país, no existe mucha información sobre la salud mental y por ello las personas que están sufriendo estos síntomas o de estos trastornos no saben y recurren a vecinos, amigos, entre otras personas; esta conciencia colectiva es la que debemos ir superando”, sentenció Rivas.

Entre algunos posibles tratamientos, la experta aconsejó la psicoterapia, el tratamiento grupal que está dando resultados positivos a nivel comunitario, la farmacoterapia con profesionales de la psiquiatría. Además de trabajar interdisciplinariamente con profesionales de la nutrición, fisioterapeutas, neurólogos, etc.

LOS DIVERSOS SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD
(De acuerdo a la psicóloga Rivas)
Síntomas motores
– Temblor, contracciones o sensación de agitación.
– Tensión o dolor de músculos.
– Inquietud.
Síntomas de hiperactividad vegetativa
– Dificultad para respirar o sensación de ahogo.
– Palpitaciones o taquicardia.
– Dificultad para deglutir o sensación de «nudo en la garganta».
Síntomas de hipervigilancia
– Sensación de que va a suceder algo.
– Respuesta de alarma exagerada.
– Dificultad para concentrarse o «mente en blanco».