EL CANDIDATO
sábado, abril 10, 2021
34 C
Asunción
Inicio Actualidad Social La pandemia hirió a los emprendimientos, pero no de muerte

La pandemia hirió a los emprendimientos, pero no de muerte

Categoría

Fecha

Andrea Ganchozo Llano es una joven emprendedora, propietaria de AGLL básicos. Su local ofrece a mayoristas y minoristas remeras básicas. Así también desde el invierno del 2020, incorporaron calzados de cuero. Toda la producción es nacional.
El emprendimiento nació en el 2018 cuando vendía a la par que trabajaba de asalariada. Ganchozo rememoró que tenía una amiga de la infancia (actual médica) que vendía ropas para pagar sus estudios.

Esta iniciativa de su amiga, motivó a Andrea a pedirle los contactos de sus proveedores. De esta manera ella también incursionaría poco tiempo después en el rubro.

“Había cosas que no podía comprar debido a que solo ganaba un sueldo fijo más bonificaciones. Tampoco quería pedir a mi mamá por más que ella siempre me apoyaba en ese sentido”, recordó.

En apenas un mes de haber iniciado logró ventas equivalentes a un mes de salario. Por lo que siguió avanzando hasta que en el segundo semestre del 2019 abrió su tienda. Es decir, incorporó a su emprendimiento un local propio donde los clientes podían acudir.

En enero del 2020 contrató a su primer colaborador. Esto permitió tener su negocio abierto en horario normal.

Actualmente ofrece todo tipo de remeras básicas, remeras económicas, remeras de primera línea, remeras de mangas pequeñas, remeras de mangas tres cuarto, remeras de mangas cortas, musculosas, camisillas, crop tops, palazos, saquitos para dama, sueters de hilo y además calzados de cuero nacional, botitas, botinetas y zapatillitas en el verano.

PROYECTOS
Diana Valdez, es artesana y tiene una empresa donde vende sus productos. Ella también motiva a Andrea a incursionar en este rubro. La emprendedora quiere instalar un lugar fijo de ventas de productos de cuero en Encarnación.
Otro proyecto es poner un delivery tercerizado en San Ignacio Misiones.

PANDEMIA
Ganchozo rememoró momentos complicados a causa de la pandemia. Afirmó que tuvo que despedir a un colaborador por la caída de las ventas.
“El año pasado casi tiré la toalla. Estuve muy desmotivada los últimos tres meses del año. Ahora estoy sola en el negocio porque tuve que despedir a un personal. Mi mamá me ayuda pero no es lo mismo”, refirió.

Uno de los motivos es que el costo de las prendas subió durante la pandemia. Esto debido a que los proveedores (todos son de Central) decidieron tercerizar el servicio. Por ello Andrea casi terminó con su emprendimiento.

“Yo no le veía salida. Empecé a ofrecer las prendas nuevas con el nuevo precio y los clientes se quejaban. Pero no me rendí. Hice una nueva inversión. Pedí descuentos y cómo llegaron las prendas se fueron nuevamente”, recordó.

MENSAJE
Finalmente recomendó a sus pares que no abusen con los precios. Además de no descuidar en ningún momento al negocio.
“Un consejo es persistir e insistir. Mucha gente te hace escuchar cosas negativas. Nunca olvidar que eso no te da de comer. No importa lo que el resto diga. La gente es mala y te hace escuchar de todo”, culminó.

En redes sociales está presente como @agll.basicos. Mientras que en Facebook están como AGLL Básicos. El local está ubicado sobre la calle Carlos A. López esquina Posadas de Encarnación. El número para contactos es el (0975) 611 113.