viernes, junio 14, 2024
25.8 C
Asunción

La ignorancia o la indiferencia de la ministra de la Mujer

Ante los últimos reportes. generados por el Ministerio Público, de manera confiable y precisa, iniciamos un año 2023 con una pandemia de feminicidios, sumados hasta la fecha con: 7 casos de mujeres que fueron brutalmente asesinadas por sus parejas o ex parejas.

En tal aspecto, la ministra de la Mujer, Celina Lezcano, en una de sus entrevistas en un medio de comunicación, le atribuía la responsabilidad a otros factores, “una tomadura de pelo”, para evadir una realidad que ni siquiera puede afrontar desde el cargo por la que se la acomodó; ella decía: que las personas acudan a los especialistas por los problemas de salud mental ante la ola de feminicidios. Me niego a creer que es por ignorancia, o tal vez una total indiferencia, buscando una excusa, entre otras descabelladas, que solo demuestra su “llamativa” despreocupación a esta grave situación de mujeres que sufren violencia por parte de sus agresores.

Lo que ignora o no le importa es que, según especialistas en el tema, un feminicida, es un hombre completamente normal y consciente de sus actos, y que: El feminicidio “no puede estar enfocado y justificado en cuestión de salud mental, sino en la violencia estructural en que vivimos”, explicó una abogada mexicana.

Podemos decir que: El feminicida es consciente, tiene un patrón de conducta distinto, actúa con una reacción debido a cada circunstancia, en la mayoría de los casos los feminicidios son voluntarios por diferentes motivos, por tales motivos, si es necesario un apoyo psicológico para superar la situación, pero no es un atenuante a la hora de la condena.

La ministra de la Mujer debe saber que está dentro de su competencia “liderar y articular” lo que establece en la Ley Nº 5777 / 2016 “DE PROTECCIÓN INTEGRAL A LAS MUJERES, CONTRA TODA FORMA DE VIOLENCIA”, del Capítulo II, Art. N°11 y 12 acerca de las Responsabilidades estatales para la prevención de mujeres en situación de vulnerabilidad. Y que el cargo de “Ministra de la Mujer”, es para servir, no para utilizar recursos del estado para hacer un tour por casi todo el mundo con “la amiga”.

Mientras tanto, mueren más mujeres, con familias enlutadas, una gran burla: la campaña “Pedí Tapabocas37”. Un desatino a una triste realidad.

Natalia Mora
Natalia Mora
Ex Directora General de La Dirección General de Auditoría Interna del Ministerio de la Mujer. Participación en el Equipo Directivo de revisión del IV Plan Nacional de Igualdad 2018 - 2024. Artista dedicada a la pintura al óleo.Aporté a la gestión comunicacional del Observatorio de la Mujer desde su creación en el Ministerio de la Mujer. Mujer comprometida y solidaria con las mujeres en situación de violencia.

Más del autor