spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
28.7 C
Asunción

La diplomacia es interdisciplinaria y exige la profesionalización

Un encendido debate ha generado el proyecto de modificación del servicio diplomático. En la balanza hay dos grandes grupos enfrentados. Por un lado, los miembros de la Asociación de Diplomáticos Escalafonados del Py. Y por el otro, los funcionarios de la cancillería, quienes piden oportunidades y el fin de la discriminación.

Los de Adep lanzaron una lluvia de críticas, afirmando que habrá politización para acceder al escalafón diplomático. Pero debemos analizar el contexto de manera seria;  para ello debemos mirar el futuro de la diplomacia paraguaya y las aspiraciones del país en el presente y los próximos años. La diplomacia en un mundo cambiante exige de transformación y actualización. Es lo que trae consigo la globalización, los problemas actuales y los desafíos que enfrentamos la humanidad. ¿Entonces qué perfil de diplomáticos precisamos? La diplomacia consiste en representar y velar por los intereses del estado. Por ende, se precisa de diplomáticos que estén con el pueblo.

En términos generales, la diplomacia requiere de profesionales con habilidades analíticas, interpersonales, de pensamiento político, de trabajo en equipo y con un fuerte vínculo con su pueblo. Estos elementos nos dicen que la diplomacia del mundo moderno es interdisciplinaria, es decir, se compone de varias disciplinas científicas y culturales. Entonces, podemos decir que la diplomacia exige de profesionalización, en diferentes especialidades, para dar respuesta a los desafíos actuales.

La diplomacia actualmente no es solo defender el territorio o velar por los intereses del estado, es también la construcción de un mundo mejor, en donde los seres humanos podamos tener calidad de vida y relaciones pacíficas. La diplomacia es fundamental para vivir en un mundo en donde haya sostenibilidad.

En resumen, la diplomacia precisa de profesionales altamente capacitados, con contenido humano, analítico y político. Se debe buscar un punto medio que garantice que todos los profesionales capacitados puedan concursar en igualdad de condiciones para acceder a este servicio. La diplomacia también debe ser inclusiva, porque representa a todo un pueblo.

Clara Martínez
Clara Martínez
Periodista, politóloga y docente. Egresada en el cuadro de Honor de la UNA

Más del autor