lunes, junio 24, 2024
16.7 C
Asunción
InicioSin categoríaLa capital que se inunda con cada lluvia

La capital que se inunda con cada lluvia

Categoría

Fecha

Con cada tem­poral la ciu­dadanía pasa zozobra con los raudales intensos, el peligro de caída de ár­boles, tendidos eléctricos sueltos, la posibilidad de caer en un bache tratan­do de llegar a un destino seguro o incluso que la corriente se lleve hasta camionetas.

Múltiples barrios sufren continuamente de cor­tes de luz durante estos temporales donde los ser­vicios básicos de luz e in­cluso agua tardan en vol­ver a restablecerse. Para una ciudad que en los úl­timos diez años creció en materia de construccio­nes edilicias y carreteras de asfalto, fueron pocas las políticas públicas que se encargaron de abordar integralmente el creci­miento de la capital, es lo que se ve reflejado con cada lluvia.

FACTORES QUE INCIDEN EN LOS RAUDALES

Kevin Goetz, geógrafo y experto en urbaniza­ción explicó que existen tres factores que inciden en los raudales que se experimentan con cada lluvia. Lo primero es que la ciudad fue creciendo sin tener en cuenta su estructura topográfica e hidrográfica, esto sin analizar la orientación de las calles, el sentido del escurrimiento de las aguas y las pendientes, entre otros puntos. Esto se replica tanto en Asun­ción como en el área me­tropolitana.

La segunda causa es la falta de infraestructura como el alcantarillado sanitario y el desagüe pluvial. Además de no considerarse el sitio geográfico del país, tam­poco se invirtió en este punto, señaló Goetz. “Estas dos realidades ha­cen que las lluvias sean un caos cada vez que las hay”, añadió.

Por último, resaltó que existe una tendencia moderna de asfaltar los caminos y los espacios públicos esa impermea­bilización de los suelos provoca que las aguas no se puedan filtrar y que se escurran con gran ve­locidad acumulándose y aumentando el volu­men de los raudales, lo que resulta peligroso.

ASUNCIÓN LLEGÓ TARDE

Respecto al proceso de urbanización de Asun­ción, Goetz refirió que la fase de crecimiento espacial y territorial lle­gó a un punto muy alto y el ritmo de intensidad de crecimiento no será la misma que hace unas décadas.

Actualmente y según datos de la Dirección General de Estadísti­cas, Encuestas y Censos (DGEEC) el departamen­to central es el más pobla­do del país, luego le sigue Asunción, representando un 37% de la población total, unos 2.680.502 ha­bitantes.

El auge del crecimiento en el Paraguay aconteció entre las décadas de los  80 y 90, fue el momen­to en el que hubo una explosión demográfica, mencionó el especialis­ta. “Es recién ahora que nos estamos preocupan­do cómo planificar la ciudad y en el principal momento en que se tuvo que proyectar sobre ella fue en el auge de los 80 y 90”, añadió.

Sin embargo, expresó que el desafío no termi­na, sigue siendo acucian­te, aunque ahora son las modalidades de la urba­nización las que irán evo­lucionando en el futuro.

DISMINUCIÓN DE PO­BLACIÓN INFANTIL

La proporción de pobla­ción de adultos mayores también está creciendo, aunque más lentamente de lo que disminuye la proporción de población infanto-juvenil, según da­tos y proyecciones de la DGEEC.

El ritmo de crecimiento medio anual de la pobla­ción paraguaya al 2019 es de 1,40% y experimentará una leve reducción en todo el periodo. En el 2024, se espera sea de 1,33% anual.

En la actualidad, la pobla­ción urbana es del 62,1% y la rural del 37,9%, esta es una tendencia que seguirá con el paso del tiempo se­gún las proyecciones.

Goetz señaló que ahora el país pasará por un reor­denamiento interno de la población y el crecimiento intenso hacia las zonas ur­banas seguirá en ascenso. Rescató que los desafíos de la planificación de las ciu­dades siguen siendo impor­tantes y es hora de asumir los errores cometidos para tratar de resolver los pro­blemas.

LA EMERGENCIA DE CIUDADES INTERMEDIAS

En los 80 y 90 emergieron ciudades como Coronel Oviedo y Caaguazú por nombrar algunas. Duran­te los 2000 surgió otro tipo de ciudades que crecieron con más rapidez gracias al consumo y desarrollo de la red de rutas asfaltadas en Paraguay. A estas se las conoce como ciudades intermedias que son luga­res de pequeño y mediano porte y son ahora nuevos centros urbanos que com­piten de manera indirecta con las demás grandes ciu­dades aledañas, indicó el geógrafo.

Lo negativo de esta si­tuación es que estas ur­bes, actualmente están poco acompañadas por parte del sector público, sugirió Goetz. Así tam­bién, no existe un marco regulatorio y tampoco políticas públicas que orienten ese crecimiento que den oportunidades de convertir en centros atractivos y protagóni­cos.

San Estanislao, San Ignacio Misiones, Cu­ruguaty, Santa Rosa del Aguaray son dichas ciudades intermedias que crecieron en estos últimos años pero se quedaron estancadas. “No hay una visión clara sobre lo que hay que ha­cer en estas ciudades y es una lástima porque pre­cisamente es donde se encuentran las zonas de mayor pobreza y necesi­dades del país” manifes­tó Goetz. Así los jóvenes no se verían obligados a venir hasta Asunción para conseguir oportu­nidades.

CEMENTERIO DE TEORÍAS

Con relación a la frase de que Paraguay es un cementerio de teorías, la cita lo que busca mos­trar es que en el país acontecen fenómenos de manera singular pero no quiere decir que sea solamente un caso apar­te como se quiere creer comúnmente, subrayó Goetz. “Paraguay se guía en base a tendencias mundiales y regionales solo que tienen algunas singularidades y esas son las que deben analizar­se”, acotó.

En ese sentido, las diná­micas económicas, urba­nísticas, demográficas, y otras cuestiones que se insertan de otros mode­los mundiales deberían estudiarse para adaptar­las de acuerdo a la evolu­ción y las necesidades de cada país.

“Paraguay tiene que in­novar en materia de so­lución de problemas. No copiar recetas de manera ciega de lo que hacen otros países”, sostuvo.

Asimismo, recalcó que lo que más necesita el país son estudios, no rendirse en la búsqueda de com­prender los fenómenos y tener base de datos para generar conciencia tanto política como ciudadana e impulsar también a los to­madores de decisión para que la clase política cam­bie su forma de actuar.

 

DATO 1: El 62,1% de la población total está asentada en zonas urbanas y según proyecciones este número irá en aumento.

 

DATO 2: La explosión demográfica en Asunción fue entre las décadas del 80 y 90, momento en que se tuvo que planificar el desarrollo urbanístico, según expertos.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.