lunes, mayo 20, 2024
12.1 C
Asunción
InicioSin categoríaHumo negro en el Vaticano

Humo negro en el Vaticano

Categoría

Fecha

La Gendarmería vaticana entró en la primera sección de la Se­cretaría de Estado y en la Autoridad de Información Financiera (AIF), un or­ganismo de la Santa Sede instituido para la lucha contra el blanqueo de ca­pitales

Los implicados, según L’Espresso, serían Vincen­zo Mauriello y Fabrizio Tirabassi, dirigentes de la Secretaría de Estado; una empleada de la ad­ministración, Caterina Sansone; Mauro Carlino, jefe del Departamento de Información y Documen­tación, y el director de la AIF, Tommaso Di Ruzza

El Papa Francisco pare­ce dispuesto a hacer de la transparencia uno de los ejes de su pontificado. También en las siempre oscuras finanzas vaticanas, que ya le han dado más de un escándalo. Ayer, la San­ta Sede informaba de una operación para investigar supuestas operaciones fi­nancieras irregulares, vin­culadas a la compraventa de inmuebles.

Según adelanta Emiliano Fittipaldi en L’Espresso, a comienzos del verano los máximos responsables del IOR y el auditor general advirtieron a Bergoglio de la existencia de posi­bles delitos financieros que tienen su origen en el pasado, y que podrían implicar a varios traba­jadores del Vaticano, así como a monseñores y al­gún poderoso cardenal, que Fittipaldi identifica con Angelo Becciu, ac­tual prefecto de la Con­gregación para las Causas de los Santos.

Al parecer, las auditorías internas habrían revela­do la existencia de ope­raciones financieras mi­llonarias aparentemente irregulares llevadas a cabo desde algunas ofi­cinas de la Secretaría de Estado en Londres y en la gestión del Óbolo de San Pedro.

INVESTIGACIÓN INTERNA

Tras conocer las sospe­chas, el Papa ordenó una investigación secreta y estricta, que se destapó ayer cuando el promotor de Justicia Gian Piero Milano, ordenó a la Gen­darmería vaticana re­quisar documentación y ordenadores en la sección primera de la Secretaría de Estado, y la Autoridad de Información Finan­ciera (AIF), que lucha precisamente contra el blanqueo de capitales.

Durante la misma, se ha suspendido a cinco empleados. Tal y como revela L’Espresso, el res­ponsable de Seguridad vaticano, Domenico Gianni, informaba de la suspensión cautelar de Vincenzo Mauriello y Fa­brizio Tirabassi, dirigen­tes de la Secretaría de Es­tado; una empleada de la administación, Caterina Sansone; Mauro Carlino, jefe del Departamento de Información y Docu­mentación, y el director de la AIF, Tommaso Di Ruzza.

“Los mencionados po­drán acceder al Estado exclusivamente para acudir a la Dirección de Sanidad e Higiene y para sus servicios, o bien con la autorización de la magistratura vaticana. Monseñor Mauro Carli­no seguirá residiendo en la Domus Santa Marta”, reza el texto.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.