viernes, febrero 23, 2024
27.9 C
Asunción

Hombres ausentes

El hombre, esposo, padre,  abuelo,  tío y/o cualquier relación que exista en la familia o fuera de ella se encuentra a su vez fuera de los círculos. Desde Bogotá hasta Dhaka, es probable que las mujeres carguen con la mayor parte de las tareas del hogar y el cuidado de los niños. Dhaka se encuentra en Bangladesh y Bogotá en Colombia les separa una distancia de 16.415 kilómetros.

Y en el medió no solo se encuentra el Océano Atlántico sino varios países con una población abandonada de HOMBRES responsables, seguros, protectores y atentos con su prole o equipo para que su salud, educación y todo lo que sirva para crecer con seguridad y bien sirva y exista en los campos en que este género cumpla bien su misión desde padre hasta presidiendo un país o iglesia.

Nivel desde el cual puede servir para emitir un ejemplo de buen ser humano para los hombres que lo escuchen y tengan atención en lo que exprese y haga. La verdadera hombría no se basa en quién es el más fuerte pudiente, veloz sino está fundamentada en la persona que se capaz de responder o responsabilizarse bien de sus obligaciones desde el dirigir y sostener bien  un hogar hasta guiar a estudiantes o feligreses sin abusar de su posición en cualquier institución.

Paternidad ausente

Desafortunadamente no hemos tenido muchos casos de mujeres trabajando desde el ejecutivo paraguayo, que además de tener preparación académica representa un género que naturalmente tiene muchas responsabilidades y frentes que tener que cuidar en la casa, su vida y el trabajo.Lo que naturalmente nos asegura puntualidad, orden y limpieza donde se encuentren, para lo que sea. Hace falta promover su mayor participación. 

 

Ante quien sea para llegar cómo debe ser a los objetivos marcados por cualquier organismo hecho para funcionar para la sociedad cómo hospitales, escuelas o lo que provea seguridad para la vida de la comunidad donde existen niños y jóvenes también hombres a quienes les conviene estar acompañados por un padre que con los límites  moderados enseñe lo que se debe hacer y no hacer dentro como fuera de la casa. La familia  es nuestra primera escuela, universidad e institución académica donde empezamos aprender el abecedario hasta las operaciones matemáticas básicas por nuestros mejores maestros en la vida; mamá y papá.

Apuntar a consolidar la familia

Esta realidad no funciona  separados sino que deben entender que en sincronía pueden y lograrán mejorar la realidad que vivimos que está construída en niveles donde existen ambos géneros que deben conocerse,respetarse y ayudarse. Funcionar coordinadamente y así evitar que nazcan y se desarrollen roces es el objetivo  que ayude  a progresar  y no lo hunden y destruyen a cualquier iniciativa. Tampoco funciona con el ausentismo de nadie sino con la participación del  grupo humano  donde se tenga la posibilidad de contar con hombres y mujeres que solo al funcionar bien juntos aseguran el puerto seguro de arribo. 

Al ser elegidos para hacer las cosas que han propuesto desarrollar en sus campañas políticas podemos estar seguros que no son mentiras sino verdaderas intenciones para mejorar o cambiar las condiciones de vida que no dependen siempre de cualquier gobierno o el estado sino de la conformación y buen funcionamiento y anexión del hombre y mujer o en familia.  Presentes y funcionales donde sea harían exitosos proyectos cómo , empresas, instituciones y hasta el país como el nuestro que está sostenido por hogares monoparentales donde lastimosamente la presente mujer es madre y padre de los hijos, 

Hay que mejorar la base angular de la sociedad que es la familia y para eso ni tenemos un ministerio.

Más del autor