Connect with us

Suscribirse

Editorial

¿Gremialistas o trogloditas?

La educación no debe ser moneda de cambio

Se va tornando lastimosamente real el destrato y la indiferencia criminal que tanto el Gobierno, a través de su jerarquía ministerial, como de algunos gremios docentes muestran hacia la educación pública. Varios medios atribuyen al secretario general del sindicato de directores de escuelas haber afirmado, con tono admonitorio, que es absolutamente impensable empezar las clases el año que viene. “No permitiremos el ingreso de ningún estudiante ni docente a ninguna institución educativa del país” aseguró Miguel Mareco.

Que sepamos, el señor Mareco es docente enfocado en la dirección de establecimientos escolares. Ingnoramos si ha hecho paralelamente alguna carrera de epidemiología, inmunología, virología o especialidades similares como para afirmar con tanta autoridad que no habrá vuelta a las aulas en 2021.

Tal vez sepa él algo que ni Mazzoleni sabe. Como sea, ¿el Sr. Mareco no lee los diarios ni ve los noticieros? ¿Tampoco frecuenta las redes? El mundo está lleno de fórmulas para volver a la educación presencial no ya el año que viene, sino este mismo año.

Algunos países cercanos lo están haciendo. Uruguay y Chile son ejemplos, Ecuador también. En España ya retornaron a la escuela ocho millones de niños con un plan escalonado que arrancó en el País Vasco y concluirá en Canarias. México activó a mediados de setiembre su “semáforo verde”, empezando por Campeche, el señorial puerto de la colonia, con un centenar de escuelas reiniciando actividades con estrictos protocolos sanitarios.

¿Qué es eso de no permitir el ingreso de docentes o estudiantes a las escuelas el año que viene? ¿En qué autoridad se funda el Sr. Mareco para cancelar el futuro de dos millones de niños y adolescentes? Tenemos una ligera sospecha de por dónde viene la mano cuando pone énfasis en señalar que el presupuesto del MEC para el 2021 tendrá un recorte de 26.000 millones, en realidad, una fruslería, apenas el 0,3% del total.

No nos oponemos a que el gremio luche por sus reivindicaciones salariales y de condiciones de trabajo. Es más, apoyamos ese objetivo. Pero nunca, jamás, a costa del futuro de millones de niños. El gremio docente no debe seguir el ejemplo de oscuridad y silencio que emana de las altas esferas ministeriales.

Debe romperlo y trabajar a favor, no en contra, de la educación pública.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza, Lisandra Aguilar.

No es Dinamarca, pero…

Editorial

Clima político

Editorial

Subproductos de la pandemia

Editorial

Sismos en Camelot

Editorial

¡Marche un subsidio…!

Editorial

Forzando la máquina

Editorial

Esencial

Editorial

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente