domingo, abril 21, 2024
31.9 C
Asunción
InicioSin categoríaEvo Morales dimite a la presidencia de Bolivia

Evo Morales dimite a la presidencia de Bolivia

Categoría

Fecha

El presidente de Bo­livia, Evo Mora­les, anunció ayer su renuncia tras casi 14 años en el poder y en medio de la profunda crisis desatada por las denuncias de fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre.

En una declaración tele­visada y junto a su vice­presidente, Álvaro García Linera, Morales anunció su renuncia minutos después de que las Fuerzas Armadas le “sugirieran” que dejara el gobierno.

“Renuncio a mi cargo de presidente para que (Car­los) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persi­guiendo a dirigentes socia­les”, dijo Morales a través de la televisión. García Linera anunció que él tam­bién renunciaba al cargo. “El golpe de Estado se ha consumado”, dijo.

La declaración de ambos llegó horas después de que el comandante de las Fuer­zas Armadas de Bolivia, general Williams Kaliman, sugiriera al mandatario que diera un paso al lado para desbloquear la crisis política.

¿Cómo se desataron los he­chos?

La Organización de los Es­tados Americanos (OEA) sostuvo en un informe que es “improbable estadística­mente” que el presidente de Bolivia, Evo Morales, haya ganado las elecciones pre­sidenciales en la primera vuelta realizada el pasado 20 de octubre.

Tras el informe, el aho­ra expresidente Morales anunciaba nuevas eleccio­nes generales y la renova­ción del Tribunal Supremo Electoral (TSE). La OEA determinó que era estadís­ticamente improbable que Morales hubiese ganado por el margen de 10% que necesitaba para evitar una segunda ronda electoral.

La auditoría del organis­mo internacional también encontró actas físicas con alteraciones y firmas falsi­ficadas. En el informe de 13 páginas se señala que en muchos casos no se respetó la cadena de custodia de las actas y que hubo manipula­ción del sistema informáti­co.

Morales declaró que estaría tomando la recomendación de la OEA para renovar la totalidad de vocales del Tribunal Supremo Electo­ral, que fueron duramente criticados por el manejo del conteo del mes pasado. En su intervención televisiva Morales no anunció fecha para las futuras elecciones. Por su parte, el candida­to de la oposición Carlos Mesa, dijo que Morales no debe presentarse como candidato a los nuevos co­micios.

“Si a Evo Morales le queda un ápice de patriotismo, debería dar un paso al costado”, indicó Carlos Mesa y exigio sin dilación, un acuerdo nacional para consensuar unas nuevas autoridades electorales para supervisar las elec­ciones convocadas este do­mingo por el mandatario, e impongan la condición de que Morales no pueda presentarse a las mismas. Mesa espera que estos nue­vos comicios sean antes del 22 de enero, cuando termi­na el actual mandato.

Para Mesa, Morales y García Linera son los principales responsables de este fraude. “Están in­habilitados para presidir el nuevo acto electoral y será inaceptable cualquier prórroga de su mandato”, afirmó.

Mientras el líder opositor de Santa Cruz, Luis Fer­nando Camacho, insistía en que Morales debía re­nunciar.

FUERON CAYENDO

Renunciaron los ministros de Minería e Hidrocarbu­ros y el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia. También renunció el gobernador de Cocha­bamba.

Varios ministros y gober­nadores del oficialismo dejaron su cargo en medio de las protestas y de la exi­gencia opositora para que el presidente dé un paso al costado.

Las Fuerzas Armadas or­denaron “operaciones mi­litares aéreas y terrestres para neutralizar a grupos armados que se encuen­tran actuando fuera de la ley”, dijo su comandante en jefe, Willims Kaliman. El ministro de Minería, César Navarro, presentó igualmente su renun­cia luego de que su casa, también en Potosí, fuera incendiada por un grupo de opositores. Le siguió la renuncia del ministro de Hidrocarburos, Luis Alber­to Sánchez.

Según informó el diario de La Paz Página Siete, también renunció el mi­nistro de Deportes, Tito Montaño, la ministra de Culturas, Wilma Alanoca, el titular de Comunica­ción, Manuel Canelas. y la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque.

Y el Gobernador de Co­chabamba, Iván Canelas, dimitió al cargo señalan­do que no vale la pena el derramamiento de sangre decompatriotas.

Todas estas renuncias se dieron horas antes de que el propio Evo Morales de­cidiera dejar su cargo como primer mandatario de Bo­livia. Lo comunicó cerca de las 18 hs de ayer luego de que las Fuerzas Armadas pidieron que diera un paso al costado. La violencia ha causado ha

sta el momento tres muer­tes y al menos 383 heridos, según la Defensoría del Pueblo.

La violencia se expandió este domingo. Al menos tres heridos, uno por arma de fuego, dejó una embos­cada en una zona del alti­plano contra autobuses con opositores que viajaban ha­cia La Paz.

LAS CLAVES

El domingo 20 de octubre se llevaron a cabo elecciones en Bolivia para escoger al presidente y vicepresidente del Estado, 130 diputados y 36 senadores para el período gubernamental 2020-2025.

Un conteo electrónico rápido de votos, llamado TREP, que está organizado por el Tribunal Supremo Electoral, confirmó el paso a segunda vuelta entre el opositor Carlos Mesa y Evo Morales.

El 25 de octubre el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia anunció el escrutinio con el 100 por cien de los votos otorgando al partido Movimiento al Socialismo de Evo Morales el 47,08% de las papeletas.

Estados Unidos denunció un intento de «subvertir la democracia en Bolivia» y la Unión Europea llamó a «respetar la voluntad del pueblo boliviano»

El 31 de octubre, la OEA, con observadores internacionales incluidos de España, comenzó a revisar con lupa el escrutinio.

Urnas «preñadas», actas falsificadas, manipulación de sufragios y una lista donde se reflejan diferentes modos de «trampear» las elecciones se dieron a conocer por los votantes en diferentes puntos de Bolivia.

El aeropuerto de La Paz se convirtió en un campo de batalla, una alcaldía fue devorada por las llamas y los gases lacrimógenos se apoderaron de los innumerables puntos de bloqueo instalados a lo largo del país.

El pasado miércoles se vivió la jornada de mayor tensión y enfrentamientos y el saldo de la jornada fue de 90 heridos (algunos de gravedad) y un joven fallecido. Se trata de la tercera muerte desde que comenzaron las protestas.

Luis Fernando Camacho el líder de la rebelión de la rica región de Santa Cruz pretende destronar a Evo Morales, con una biblia en una mano y una carta de renuncia (que él mismo redactó) para el ahora expresidente boliviano en la otra.

Morales aceptó realizar unos nuevos comicios y reemplazar a los miembros del criticado tribunal electoral, aunque no ha dado un cronograma específico para hacerlo. Su rival, Carlos Mesa, dijo el domingo que Morales no debería ser candidato en la nueva votación.

Evo Morales, anunció este domingo su renuncia tras casi 14 años en el poder y en medio de la profunda crisis desatada por las denuncias de fraude

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.