sábado, mayo 25, 2024
13.9 C
Asunción
InicioSin categoría¡Es la gestión: candidatos estúpidos y ciudadanos idiotas!

¡Es la gestión: candidatos estúpidos y ciudadanos idiotas!

Categoría

Fecha

Fue la más numero­sa, tanto en canti­dad de expositores, seis en total, como en número de participan­tes. Fueron ponentes en la jornada: Lorena Balbuena, quien estuvo brillante sobre la necesidad de ganar la ¨con­fianza¨ de la gente por medio de mecanismos de compras públicas más transparentes; Nelson Peralta, concejal de San Lorenzo y Pte. de la Asociación de Juntas Depar­tamentales del Paraguay, se destacó por desnudar los conflictos internos entre el ejecutivo y el legislativo mu­nicipal, como un obstáculo para la gestión eficiente; tam­bién, expuso el Gobernador del Dpto. de La Cordillera, Dr. Hugo Fleitas, sobre las competencias y limitaciones de las gobernaciones; el in­tendente municipal de Santa Elena, el Dr. Miguel Olmedo, quien habló sobre su innova­ción de municipio saludable; no menos importante fue la ponencia del Dr. Julio Man­zur, sobre los beneficios y el fracaso de la descentraliza­ción en la gestión pública nacional; finalmente, como broche de oro, expuso un invitado extranjero, el em­presario argentino Oscar Scorza, de la firma Econovo, quien habló de su pasión por la gestión ordenada de residuos, como un tema de salud, más que puramente medioambiental.

Y algo inédito en el ILAE, por primera vez en la histo­ria de Univerano, la edición 2020 no acabó cuando ter­minó. Debido a numerosos pedidos de todo el país, por ser el 2020 un año de eleccio­nes municipales, programas especiales de ¨Los Retos de las Ciudades¨ quedaron agendados en sesiones adicio­nales, extraordinarias, en las ciudades de San Bernardino, Cnel. Oviedo, San Juan Ne­pomuceno y Villarrica, en febrero y marzo/2020, por ahora. Están en negociacio­nes: San Lorenzo, Fdo. de la Mora, Ciudad del Este y En­carnación.

Corte comercial: para agen­dar condiciones y sesiones extras de ¨Los Retos de los Municipios¨, en su ciudad, durante los meses de febrero, marzo y abril, es posible con­tactar con el director ejecuti­vo de la Fundación Libre y Coordinador de Univerano: Juan Pablo Fernandez – Ce­lular: 0971 721001

Benjamín Fernández Boga­do abrió la sesión diciendo que la democracia tiene en la ¨gestión¨ su piedra fun­damental. Advirtió de que dependiendo de ¨cómo haga­mos una buena gestión, o no, valdrá la pena seguir, o no, dentro del régimen demo­crático¨. La bomba de tiem­po que son los privilegios de los funcionarios públicos, en ¨gestión¨ de gobierno, una máquina ineficiente, está por estallar, dijo. Posterior­mente, habló Victor Raúl Benítez, quien recordó que ya se habló de planes urba­nos territoriales en la pri­mera sesión, y aprendimos, con Chalo Garay, dijo, que las ciudades son fenómenos complejos: físicos, políticos y sociales. La Urbis, la Polis y la Civis: el territorio, el gobier­no y la ciudadanía. Luego, en la sesión dos se habló del déficit infraestructural y allí, aprendimos que estamos tan mal que sólo en agua y saneamiento falta invertir el equivalente a la mitad del PIB de un año, 20 mil millo­nes de dólares. En la tercera sesión, al hablar de movili­dad urbana, nos enteramos de que las ruedas matan más que el dengue y el corona­virus juntos: un paraguayo a cada 8 horas, tres por día, 1.200 por año, aproximada­mente. Algo Brutal. Y ahora, ¨llegamos a la cuarta sesión¨, para lo más importante de toda esta ¨problemática¨, la ¨gestión¨, que debe ser la ¨so­lucionática¨.

GESTIÓN ES IGUAL A CONFIANZA

Lorena Balbuena, aboga­da experta en gobernanza pública, afirmó enfática­mente que para que pueda funcionar la gestión se debe generar primeramente la confianza. Para que la ciuda­danía pueda tener confianza y para que las ciudades pue­dan cumplir con el rol de la calidad de vida, los gober­nantes deben motivar positi­vamente, con confianza, a la población. Y aquí, dijo, hay que hacer un cambio rup­turista, copernicano, en el tema de las ¨contrataciones públicas¨, donde menos con­fianza hay. Sabemos que hay corrupción blanca, negra y gris, dijo la Dra. Balbuena. Y pocos tienen un Plan de Ad­quisiciones por año, con da­tos y proyectos ordenados. El método debe ser disruptivo, afirmó, casi indignada. O se puede recurrir al método sis­témico, de mejoría gradual continua. Finalmente, se tiene el método de las capa­cidades instaladas, que con­juga y replica casos de éxitos disruptivos y sistémicos, an­teriores. Los Pliegos de Bases y Condiciones para las com­pras públicas deben ser radi­calmente mejorados. Puede haber recursos, repitió, pero la ciudadanía que no le tiene confianza a sus gobernantes, no va a acompañar la gober­nanza democrática en las ciudades. Y viceversa, puede faltar recursos, si la gente acompaña la gestión trans­parente confiable de un go­bierno local, se puede lograr cambios espectaculares.

MAÑAS Y ARTIMAÑAS

El principal problema en la gestión es el desentendi­miento entre los concejales y los intendentes, afirmó ca­tegóricamente el concejal de San Lorenzo Nelson Peralta, Presidente de la AJUMPA, Asociación de Juntas Mu­nicipales del Paraguay, con veinte años de ejercicio de mandatos legislativos loca­les. Ambos se extorsionan y son rehenes mutuos, inten­dentes y concejales, dijo. Los primeros, en algunos casos, llegan al extremo de no pa­gar o demorar los salarios de los ediles, y los segundos, responden no aprobando presupuestos del ejecutivo, rendiciones de cuentas, entre otros. O bien, demorando aprobación de licitaciones, firmas de convenios y con­tratos, en fin, boicoteando al ejecutivo, sin que la ciu­dadanía sepa de nada. La clave es saber administrar las diferencias internas sin da­ñar a la ciudadanía, afirmó Peralta. Contó una infiden­cia: los intendentes pueden reprogramar sus presupues­tos desde hace algún tiempo, sin necesidad de aprobación de los concejales. ¿Qué ha­cen? Inflan sus presupuestos por encima de lo que van a recaudar y poder ejecutar, y reprograman así los diversos rubros, discrecionalmente. Existen además problemas con las fotos: quién sale en las redes sociales, cuando se inaugura una obra. Final­mente, se lamentó de que sus colegas concejales no cono­cen las normas municipales en profundidad. En su cargo de Presidente de AJUMPA, dijo, está recorriendo el país dando cursos de formación, pero no siempre tiene la asistencia esperada. Por otro lado, la ciudadanía también es relativamente hipócrita, dijo: no paga sus impuestos, existe altísima morosidad, y cuando uno le quiere exigir el pago, condiciona su voto a la evasión y la manutención del status quo. El ciudadano extorsiona y la Municipali­dad no se anima a multar o cobrar a sus votantes, no los considera ciudadanos. Son verdaderos ¨idiots¨. No les interesa la comunidad, sólo viven en su propio egoísmo. Cruda realidad.

PODER DESCENTRALIZADO CON PRESUPUESTO CENTRALIZADO

El Dr. Hugo Fleitas, gober­nador de La Cordillera, médico-oftalmólogo de pro­fesión, expuso sobre su ¨vi­sión 2020¨ de la hipertrófica distribución del presupuesto nacional: el 95 % es del go­bierno central, sólo el 2 % va a las gobernaciones y apenas el 3 % es de las municipalida­des. No sólo está mal asigna­do en términos geográficos, dijo, sino que es un presu­puesto muy exiguo. Bolivia tiene 30 mil millones de dó­lares, contra 14 mil millones de dólares del Paraguay. El poder está supuestamente descentralizado, pero el pre­supuesto, no lo está. Puso como ejemplo La Cordillera que tiene apenas 25 funcio­narios técnicos de alto nivel del gobierno nacional, traba­jando en el territorio. Como si eso fuera poco, se quejó de que los gobernadores no tie­nen la total adhesión de sus diputados departamentales para la cogestión territorial, en términos de políticas públicas conjuntas ante el gobierno central.

NO HAY QUÍMICA ENTRE LA REPÚBLICA UNITARIA Y LA DESCENTRALIZADA

El Dr. Manzur, bioquími­co, con amplia experiencia como administrador en es­tructuras públicas de salud, hizo un diagnóstico sobre la aparente contradicción cons­titucional que dice que el Paraguay es ¨libre, indepen­diente, unitario y descentra­lizado¨. Habiendo trabajado en el Hospital Neuropsiquiá­trico, el Dr. Manzur hizo alusión a la confusión de competencias – que se po­dría interpretar como una especie de esquizofrenia en la gestión pública. Múltiples personalidades que no tie­nen química entre sí. Y algo peor, el MSPBS establece las normas y opera el sistema de salud, al mismo tiempo. Por ejemplo, dijo, en la salud se da competencias descen­tralizadas, pero no se les da presupuesto equivalente. Si se aplicara la municipaliza­ción en la salud, afirmó, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, podría tener mayor autoridad mo­ral para ¨exigir resultados¨. Hoy es regente normativo y ejecutivo de sus propias nor­mas. La descentralización debe ser técnica, administra­tiva, jurídica y presupuesta­ria. Los directores locales de salud, no tienen potestades administrativas claras. Es imperativa una ley marco para llegar a la verdadera gestión descentralizada.

MUNICIPIO SALUDABLE

Con bajo costo y alto im­pacto, el Dr. Miguel Olme­do, médico, intendente de Santa Elena, del Dpto.de La Cordillera, contó cómo su distrito será certificado en breve como ciudad más lim­pia y municipio saludable del Paraguay. ¨Hoy todos los vecinos limpian sus casas, sus veredas, sus patios y todo el espacio de la Urbis al que pueden acceder¨, dijo. Es una cuestión de concientización de la ciudadanía, afirmó, y se hace en forma práctica, repitió, evitando lenguajes rebuscados que declaman ¨la concienciación ciuda­dana¨ de los expertos en políticas públicas, que dicen, pero no hacen. Afirmó que toda la responsabilidad, por ejemplo en materia de lim­pieza de una ciudad, no es del gobierno, afirmando que la ciudadanía que no se invo­lucra en la esfera pública (los ¨idiots¨ de la antigua Grecia) es la que ensucia la ciudad. Todo comienza cuando uno involucra a todos los actores de una comunidad.

LA GESTIÓN DE LA BASURA COMO POLÍTICA DE SALUD

Finamente, sin estar progra­mada hasta el día anterior al sábado 1 de febrero, se tuvo la participación especial del Sr. Oscar Scorza, especialista argentino en gestión de resi­duos. Empresario cordobés, relató que su papá fabricó en los años 50s el primer ca­mión recolector y el primer container de basura pública del Argentina. El nicho de su empresa, gestión ambien­tal, es su pasión, dijo, más que un negocio para ganar dinero. Fabrica barredoras de calles, cajas volcadoras, camiones recolectores, com­pactadores, tanques, diseño de plantas de residuos, etc. Están presentando al gobier­no nacional un plan de lucha anti-dengue consistente en mecanismos para la destruc­ción de chatarras y cubiertas en forma masiva. Además, tienen un proyecto integral para manejo de depósitos de residuos sin lixiviado, em­paquetando la basura para trasladarla a espacios prepa­rados para recibirla y orde­narla conforme a estándares medioambientales de últi­ma generación. Enfatizó que existe un ¨mito del reciclaje¨. Dijo que apenas entre el 10 % y el 20 % como mucho, se puede separar y reciclar. El resto del 80 %, que es lo preocupante, se maneja y se deposita en forma desorde­nada e insalubre, de donde vienen las enfermedades de la población.

CONCLUSIÓN PRELIMINAR

La eficiencia y la eficacia en la gestión pública de las ciudades, y la autogestión participativa e informada de los ciudadanos en la vida urbana, involucrándose o no en el ámbito público, son las claves para encarar los retos de los municipios.

El Paraguay tiene un déficit habitacional de alrededor de un millón de unidades ha­bitacionales en más de 250 municipios, cuyos territorios equivalen a la Urbis, dentro de los 406 mil kilómetros cuadrados. Las ciudades no son responsabilidad exclusi­va de la Polis, el gobierno de las ciudades. Dentro de la Po­lis, existe una gestión multi­nivel de instancias: nacional, departamental y municipal – que influyen en las ciuda­des. Por otro lado, sin censo demográfico actualizado, en el Paraguay viven alrededor 7,5 millones de habitantes, la Civis que habita las ciudades. La doctrina dice que existen tres categorías de aglome­rados urbanos: metrópolis de más de 1.000.000 de ha­bitantes, ciudades que están habitadas por 100 mil a 1 millón de pobladores y villas que tienen menos de 100 mil ciudadanos.

Al comprobar el caos y el colapso que afectan a las ciudades paraguayas, se puede también ver que ello se debe a la mala gestión de los administradores públicos en los gobiernos locales, su­mada a la baja participación informada y responsable de los ciudadanos, que evaden el catastro y están morosos en por lo menos 50 % en sus impuestos municipales, que viven extorsionando a sus concejales e intendentes para intercambiar votos por el no pago o cumplimiento de sus obligaciones, más la situación de rehenes mutuos entre el legislativo y el ejecu­tivo municipal. Quizá no fue casualidad que en la última sesión de Univerano 2020 hablaran 3 profesionales de la salud, dos médicos y un bioquímico. Los municipios están enfermos.

Se puede concluir que las ciudades que son como el Ágora que representa a la yuxtaposición del Oikos con la Ekklesia, los intereses egoístas con los intereses colectivos, están en un serio peligro en el Paraguay del siglo XXI. Si el Oikos gana a la Ekklesia, estaremos todos perdidos. Como decía el de la mente brillante, John Nash, ¨la mejor decisión in­dividual es siempre la peor grupal¨.

PERDONEN LA EXPRESIÓN, PERO VIENE LO ESENCIAL

Tan mal están las ciuda­des paraguayas que no hay tiempo que perder. James Carville, asesor y estratega de campañas, le dijo una vez a Bill Clinton que era ¨la economía, estúpido¨ (tal como le escribió en una es­quela), la principal cuestión que se debía trabajar como programa de gobierno, ante las próximas elecciones pre­sidenciales a las cuales Clin­ton se quería presentar.

A los futuros candidatos a concejales e intendentes, la edición 2020 de Univerano, quiere permitirse dejarles el mismo mensaje: ¨es la gestión, estúpidos¨. Este es el tema principal que deben abordar en sus campañas y sus planes de gobierno. Perdonen la expresión, pero nos quisimos dar la libertad literaria de Carville, para su­brayar lo esencial y llamar la atención de las candidaturas.

A los ciudadanos y votantes que, como los antiguos grie­gos llamados ¨idiots¨ no se metían en la vida política, quizá no se quieran involu­crar en la esfera pública de­lante de las próximas eleccio­nes municipales, el mensaje que les queremos dejar es el mismo, pero con una peque­ña variante: ¨es la gestión, idiotas¨. Y así, no da gusto.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.