martes, mayo 28, 2024
15.5 C
Asunción

Envejecimiento y tiempos

Desde un punto de vista biológico, el envejecimiento es el resultado de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo, lo que lleva a un descenso gradual de las capacidades físicas y mentales y con ello  a un mayor riesgo de enfermedad y, en última instancia, a la muerte.

Envejecer es un periodo normal y orgánico para todo ser vivo en el planeta que siempre incentivamos en el cuidado que debemos tener en cualquier lugar, condición o momento que nos toque vivir. Es habitual que nos digan o que digamos; “cuidate”, para asegurar nuestra salud y vida siempre. Tiempo que es imposible vivir para cualquiera porque cómo decía mi abuelo; “la muerte es el viaje más seguro que tenemos todos experimentar en algún momento”.

Y es una travesía que no queremos reconocer o aceptar por lo que significa dejar de oler,ver, escuchar, moverse o hacer lo que sea posible realizar con vida.

Una experiencia que tiene sus tiempos; niñez, adolescencia, juventud y vejez. que según un estudio la percepción sobre cuándo comienza la vejez ha aumentado con el tiempo.

Aquel amigo que le gusta apodar a personas o las cosas que nos rodean le preocupa mucho la vejez como muchos se pregunta cuándo llegaría y sus consecuencias, algo que es muy tarde hacerlo una vez todavía existiendo y haciendo poco o nada en nuestro presente para asegurar la expedición hacia nuestro futuro.

Tiempo al que nos dirigimos todos y solo depende de nosotros el arribar a esa era sin complicaciones o con enfermedades o dolores incómodos de por vida.

Cada vez es mas tarde

La verdad es que ninguno de nosotros se está haciendo más joven, pero parece que la edad a la que se nos considera viejos ha aumentado a lo largo de las generaciones. Algo nada extraño por el hecho que aquella persona preocupada por el envejecimiento me decía que el ver o tener a una persona de más de 60 o 70 años ya era una persona vieja o mayor de edad cuando ahora se está volviendo normal festejar cumpleaños no solo de 80 años sino ya de 90, tiendo al o la agasajada con salud y alegría, a veces más feliz que los invitados al ágape.  A medida que los adultos envejecen, cambian aún más los objetivos en la vida, según ha demostrado el mismo estudio. 

La esperanza de vida al nacer ha aumentado unos 20 años en todo el mundo desde 1960 hasta 2020. Varios factores han contribuido a este aumento, entre ellos la mejora de los sistemas sanitarios y los avances médicos, ayudan a que existamos más tiempo, razones que sirven para asegurar nuestro tiempo y recorrido que pretendamos hacer en la vida. Que siempre tendrá amenazas y riesgos y nos demandan atención y capacidad preventiva para evitar tropiezos que nos generen problemas hoy y mañana.

“Debemos ser conscientes de que las concepciones y percepciones de lo ‘viejo’ cambian a lo largo de la historia, y que las personas son muy diferentes en cuanto a cuándo creen que comienza la vejez, dependiendo de su edad, su cohorte de nacimiento, pero también de su salud, etc.”, dijo el Dr. Markus Wettstein, coautor del estudio, de la Universidad Humboldt de Berlín. Ciudad de un país que tiene preocupación y acción a favor de sus ancianos. Con ello aseguran desde las veredas y condiciones de sus sanitarios para que sean cómodos no solo para el recién nacido y lo que demande al higienizarse sino también para el abuelo que presentará cómo cualquier persona un inodoro limpio y ordenado cómo ese lugar destinado para asearse una vez acabada la necesidad fisiológica o para lo que urja el uso de un baño o cualquier espacio que sea importante utilizar por cualquiera, donde y cuando sea.

Aprovecho la oportunidad para compartir el pensamiento de una nonagenaria que al escuchar la palabra “viejo” haciendo referencia a ella, responde; “viejos son los trapos!”, “traigame una escoba que yo puedo limpiar y ordenar este cuarto sin ayuda”. Una actitud que motiva a seguir con vida por la energía puesta en esa expresión, palabras y lenguaje visual usado para expresar esa idea. Debemos con todo,  reconocer, más no tomar muy en serio por los peligros que tiene la vida para cualquiera siempre pero sin dejar de cuidarnos. Ser viejo tarda mas pero es importante llegar bien para cuando eso.

Más del autor