spot_imgspot_img
lunes, diciembre 6, 2021
25.7 C
Asunción

Echando luz
E

/

/

Una app que expone el curriculum de los legisladores

No pudieron tener mejor idea. Tres ingenieros informáticos desarrollaron una aplicación que permite conocer, con un simple paso, la ficha personal de cada miembro del Poder Legislativo. Es una herramienta de alto valor informativo, en especial para ciudadanos que deben tomar decisiones en momentos trascendentes, por ejemplo, las elecciones generales que se tendrán en 2023. Pero ya ahora, pasadas las fiestas de fin de año, comenzará la carrera por las internas partidarias para ir conformando las listas de candidatos a renovar diputados y senadores.

Si nos permiten los señores informáticos, sugerimos que el próximo paso se extienda al personal administrativo del Congreso, que concentra un verdadero regimiento de mas de 2.000 funcionarios. Esta multitud está integrada en su mayoría por gente con rango de director, director general, coordinador, coordinador general, jefe de departamento, etc. Ganan sueldos que van desde dos salarios mínimos hasta remuneraciones de mas de Gs. 30 millones, sin tener en cuenta a los legisladores. Constituyen una verdadera cofradía de privilegiados a quienes se les paga no solo el salario sino también hasta dos aguinaldos, ayuda alimenticia, ayuda vacacional, ayuda médica y hasta educativa.

El presupuesto general de la Nación es un cúmulo de despropósitos. Se puede comprobar, por ejemplo, que mientras un asistente contable de la ANDE con sólo titulo de bachiller gana Gs. 31 millones y un auxiliar de guardia de Petropar sin nivel académico alguno Gs. 24 millones, un docente investigador de la Universidad Nacional con un doctorado en bioquímica y farmacia gana apenas Gs. 11 millones.

Inequidades como éstas jalonan las miles de planillas salariales del PGN, demostrando que el dinero que el ciudadano se ve obligado a dejar en las ventanillas de la SET sirve apenas para dar de comer a enclaves burocráticos de hambre insaciable.

Si los amigos de JaikuaaPy nos permiten la sugerencia, qué bueno sería extender la herramienta hoy concentrada en los honorables, a todo el Congreso y a las demás reparticiones del Estado. La ANDE, el BCP, la Justicia Electoral y otras entidades son una cantera informativa inagotable sobre el derroche presupuestario.

No hay para arreglar colegios, pero sí para pagar seguros médicos privados a funcionarios.

Y esa es apenas la punta del iceberg.

Seguí leyendo