spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
30.7 C
Asunción

PSOE y Podemos blanquean la violencia en España

España parece abocada a ser gobernada por la peor clase política que ha tenido la Madre Patria en época democrática. El último episodio ha tenido lugar esta semana y ha sido protagonizado, una vez más, por la alianza socialista radical conformada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Podemos. En efecto, el pasado martes, representantes de estas fuerzas políticas en la Mesa del Congreso decidieron que Alberto Rodríguez, condenado por el Tribunal Supremo por haber atentado físicamente contra agentes de la policía, debía conservar su escaño en medio de escandalosos elogios hacia su persona.

No es la primera vez que el PSOE y Podemos son motivo de escándalo por incitar a la violencia, o, al menos, por no condenarla de manera contundente con hechos cuando no le conviene políticamente. Por si no fuera suficiente con proteger a quienes utilizan la violencia como medio para expresar sus ideas, es bueno recordar que, recientemente, estas dos fuerzas políticas votaron en contra también de que la Policía Nacional fuera condecorada con la Orden del Mérito por su compromiso durante los “años de plomo” protagonizados por la banda terrorista ETA con un resultado demoledor: casi 3000 atentados, 864 muertos y más de 6.900 víctimas.

Para quienes creemos que la democracia debe fundarse en el Estado de Derecho, nos parece del todo grave y lamentable el ejemplo que el actual Gobierno de España está dando al mundo: permiten actos de reconocimiento a miembros de la banda terrorista ETA condenados con delitos de sangre al intentar subvertir el orden constitucional, como es el caso de Arnaldo Otegui, y a la vez son permisivos con sus representantes cuando éstos utilizan la violencia como mecanismo de expresión y, por si no fuera poco, votan en contra de condecorar a quienes luchan día a día por salvaguardar los derechos de la ciudadanía.

Definitivamente, la crisis de España no sólo es económica, y, por desgracia, no tiene nada que ver con la pandemia; otro “virus” mucho más peligroso está actuando de manera profunda logrando un resultado devastador.

Pablo Álamo Hernández
Pablo Álamo Hernández
Socio de Invivus Consulting España

Más del autor