Domésticas en crisis ante 2.000 suspensiones laborales

88

Han sido también tiempos difíciles para las trabajadoras domésticas del Paraguay. Fueron alcanzadas muy temprano por las suspensiones laborales, muchas de ellas sin siquiera tener la oportunidad de cobrar un subsidio por no contar con seguro social, así como tampoco pudieron acceder al Pytyvõ ni Ñangareko.

Desde el inicio de la pandemia hasta finales de 2020, el Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social registró 2.315 suspensiones laborales en el sector doméstico, de las cuales el 97% de las afectadas son mujeres. 

Además, hubo más de 500 denuncias por violaciones de distintas normas laborales, de acuerdo con los datos proveídos por la Dirección de la Mujer Trabajadora en el programa Doméstica Ñe’ ẽ, llevado a cabo por las asociadas al Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay (Sintradespy).

La secretaria general de la organización, Marciana Santander, explicó que muchos empleadores se valieron de la crisis del coronavirus para bajar el salario a las trabajadoras domésticas, pero sin reducir la carga laboral. Agregó que el gobierno también se tiene que preocupar por el sector y el Ministerio exigir a los empleadores que aseguren a las trabajadoras.

“En muchos casos la presión se volvió peor. Con la llegada de la pandemia hubo empleadores que exigieron a las trabajadoras permanecer en las casas sin retiro, sin la posibilidad de ver y cuidar de sus propias familias, y además con sus ingresos recortados”, refirió Santander.

Detalló que la mayoría de estas mujeres se quedaron sin nada, y espera que el Estado paraguayo mire hacia ellas, que en su mayoría vienen del interior, dejan a sus hijos con sus familiares y deben llevar el pan de cada día a sus casas.

Ante el urgente llamado que las trabajadoras hicieron, dada la crisis de desempleo, el Sindicato comenzó a entregar kits de alimentos en distintas ciudades del departamento Central. El pasado domingo auxiliaron a las mujeres en la ciudad de Ypané, Capiatá, Atyra y Limpio, y más adelante, esperan entregar los kits a trabajadoras del hogar que están en las ciudades de Lambaré y Asunción. 

Actualmente reciben el apoyo de la Federación Internacional de Trabajadoras del Hogar y esta es la tercera vez que el Sintradespy entrega kits de alimentos que forman parte de la canasta básica, pues arrancaron desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. La meta esta vez es llegar a 250 kits para trabajadoras que están asociadas al sindicato.

Con este panorama, también esperan brindar asesoramiento legal y psicológico gratuito a trabajadoras domésticas, asociadas o no a la organización. Finalmente, Santander envió un mensaje a todas las mujeres en esta situación, dijo que no tengan miedo y que se comuniquen con el sindicato para que puedan recibir su ayuda y acompañamiento en las situaciones más difíciles. Asimismo, pueden seguir el programa del sindicato todos los sábados por Radio Costanera Fm.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí