martes, febrero 27, 2024
28.7 C
Asunción
InicioSin categoríaDecibeles infernales

Decibeles infernales

Categoría

Fecha

Con un hijo de siete meses, un padre de 82 años que sufre de hi­pertensión, una madre y esposa que no pudieron pegar un ojo, Mario Núñez se sentía cansado y molesto de la falta de respeto hacia los residentes de los alrede­dores. “Los vidrios seguían temblando y era imposible conciliar el sueño, el soni­do era una barbaridad”, expresó el presidente de la Comisión Vecinal del Ba­rrio Madame Lynch.

El sonido potentísimo em­pezó a las 10 de la noche, relató Mario quien vive a unas dos cuadras del local ubicado sobre Aviadores del Chaco. Pensó que la fiesta sería hasta las 2 de la mañana pero su tortura siguió hasta el amanecer. Ante tan elevado volumen que se escuchaba por cua­dras, no se imagina lo que habrán vivido las personas que estaban dentro, refirió.

Cansado de tantas llama­das sin contestar a la Co­misaría Décima –que está a menos de 100 metros de Plaza Moiety- y las llama­das al 911 que no daban so­lución, Mario se dirigió a la comisaría a elevar su queja y le dijeron que no podían hacer nada porque el even­to tenía las autorizaciones correspondientes.

SIN AUTORIZACIÓN MUNICIPAL

“El pedido de autoriza­ción fue iniciado totalmen­te fuera del plazo que exige la Ordenanza; en conse­cuencia, no hubo permiso alguno para el evento…”, rezaba el comunicado emi­tido por la Municipalidad respecto a la fiesta Pacha organizada por Live Enter­tainment Group (LEG).

Guido Duarte, Jefe de la Unidad de Fiscalización Ambiental de la Muni­cipalidad explicó que los organizadores del evento presentaron su expediente a última hora, razón por la que no llegó a la Dirección General Ambiental de la comuna.

El ingeniero ambiental añadió que al día siguiente fueron a intervenir el local y labraron acta a los orga­nizadores del espectáculo. A Duarte le sorprendió que un lugar más bien enfoca­do a lo gastronómico reci­ba quejas por polución so­nora. También resaltó que ese viernes en específico hubo muchas actividades que cubrir por los demás acontecimientos que se re­gistraron en la ciudad.

“Por más que tengan per­miso de la Intendencia eso no les da derecho para ele­var la música por encima de lo que indica el Plan Regulador de Asunción”, sostuvo Duarte. La zona de Plaza Moiety es considera­da zona mixta por lo que permite, durante la noche, hasta 55 decibeles que no son sonidos elevados. Ya en zonas netamente residen­ciales el tipo de actividad realizada el viernes pasado está totalmente prohibido, informó.

DENUNCIA REMITIDA A LA MUNICIPALIDAD

“Niñas y niños, mujeres embarazadas, niños recién nacidos, abuelas y abuelos, gente con problemas del corazón y puedo seguir con una lista de personas afectadas”, citó Bicho Ri­veros en sus redes sociales quien encabezó la denun­cia formal junto con ve­cinos del barrio. Añadió que luchará hasta que los responsables paguen la multa por polución sono­ra y perturbación a la paz pública.

El conductor de TV remitió la denuncia con las firmas de los vecinos afectados a la Municipalidad de Asun­ción. Bicho informó que la denuncia ingresó el lunes en mesa de entrada y que esperan que la comuna y el intendente actúen y hagan cumplir las leyes munici­pales.

El calvario que vivió la familia de Mario es indes­criptible, culpó la falta de humanidad de personas irresponsables que organi­zan evento que sobrepasan los límites de convivencia y consideró una violación de los derechos que tene­mos todos de descansar. Los pobladores del barrio Madame Lynch lucharán para que esto no vuelva a ocurrir ni en el barrio ni en zonas residenciales.

 

«Los vidrios seguían temblando y era imposible conciliar el sueño, el sonido era una barbaridad»,

MARIO NÚÑEZ GOSSEN PDTE. COMISIÓN VECINAL DEL BARRIO MADAME LYNCH

 

CLAVE Muchas veces las actividades nocturnas no le dan la importancia debida a la ordenanza 183/04.

 

CLAVE Las multan van desde 1 hasta un máximo de 2.700 jornales, considerando de falta leve a grave.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.
Artículo anteriorVolvió Cubas
Artículo siguienteMario Abdo, en el Gobierno pero sin poder