spot_imgspot_img
sábado, noviembre 27, 2021
18.7 C
Asunción
InicioActualidadCómo un grifo abierto

Cómo un grifo abierto

Categoría

Fecha

Juan Ernesto Villamayor, ministro del Interior, está siendo investigado por el Ministerio Público por una supuesta “lesión de confianza”. Esto luego de que el ministerio adquiriera 3 Comisarías móviles con muebles de costo muy superior a los que se encuentran en el mercado. 

En total, el Estado desembolsó alrededor de G. 1.500 millones (US$ 245.000) en comisarías que según lo que se presume valían mucho menos. Representando un verdadero derroche del erario público. 

Stan Canova, analista financiero, menciona que el derroche del Estado pasa justamente por las licitaciones. Es decir, al contratar empresas que al estar relacionadas a algún grupo o persona política, contribuye a ocultar la sobrefacturación, al actuar de cómplice. 

El analista recuerda otro ejemplo los G. 140.000 millones al año que el Instituto de Previsión Social (IPS) iba a pagar a la empresa SST de Seguridad por el servicio de 700 guardias. El sobrecosto era de G. 40.000 millones a lo que pagaba el SNPP a la misma empresa. 

Este hecho fue descubierto y le costó el puesto al exsenador Dionisio Amarilla, quien habría utilizado sus influencias para que la licitación fuera para su amigo y director de la mencionada empresa de seguridad. 

“Lo que se debe hacer es mejorar el control de la Dirección de Contrataciones Públicas. Luego pedir a la Auditoria de la presidencia y a la Contraloría General de la República que también mejoren los controles. Y finalmente establecer que el aumento salarial sea relacionado a los méritos y ascensos”, argumentó.

COSTO ALTO A LA INOPERANCIA

Víctor Raúl Benítez, analista económico, por su parte mencionó que no está de acuerdo con bajar los salarios. Ya que esto ayuda a dinamizar la economía al incrementar la adquisición de bienes y servicios. Pero sostiene que la calidad de los recursos humanos sí debe ser mejorada. 

“Acá el problema es que se paga por la inoperancia. Sí las personas que ganaban ese salario cumplían con su deber nadie cuestionaría que deban ser bajados”, expresó. 

En otro momento recomendó que cuando se establezcan aumentar los impuestos, que el aumento generado en la recaudación deba ser destinado a obras en su totalidad y no volver a destinarlo en gastos duros como salarios. 

CONTRADICCIÓN

Por su parte, Amilcar Ferreira, economista, sostuvo que en nuestro país pasa la contradicción que los impuestos son bajos como una estrategia para captar capital extranjero. Pero que eso debe ser apoyado por una buena administración del erario público y tal cosa no se da. 

OTROS DERROCHES

Además del tema de las licitaciones, el Estado invierte mucho de su presupuesto en salarios, por ejemplo, la Municipalidad de Asunción gasta US$ 79 millones al año en el salario de sus 8500 funcionarios. Aunque sí uno decide pegar una vuelta por los pisos de la comuna, no encontrará ni a la mitad de estos trabajando. 

Otro derroche son los beneficios de los parlamentarios. Estos, además de su salario de G. 35 millones al mes, que aumenta G. 5 millones más sí asumen la presidencia por ejemplo, obtienen vales de combustibles y seguros médicos. Ellos y los funcionarios del Poder Legislativo.

En cuanto al seguro médico y odontológico se estima que el Estado gasta alrededor de US$ 100 millones. Mientras que en los vales de combustibles US$ 1.500.000, ambas sumas de manera anual. 

FUERZAS DE TAREA CONJUNTA

Las Fuerzas de Tareas Conjunta (FTC) desde del 2013 al 2018, se estima que recibió la suma de US$ 60 millones entre salarios, alimentación de los agentes y otros gastos más como pagos a informantes. 

Las FTC para el 2019 tendrán un costo de US$ 15 millones y para el 2020 US$ 14 millones, según datos informados por Pedro Santacruz, senador nacional.

Mucho gasto para una organización que hasta la fecha ha dado cero resultados. 

 

“El mayor derroche del Estado se da en el ámbito de las licitaciones. Allí, ante la falta de un estricto control, se cae en las sobrefacturaciones”. Stan Canova, analista financiero. 

 

“Los salarios no deben bajar. Lo que debe cambiar son los mecanismos para la contratación de personas. Aumentar la calidad de los recursos humanos”. Víctor Raúl Benítez, analista financiero. 

 

“El Paraguay utiliza como una estrategia mantener los impuestos bajos. Pero para que esto funcione se debe administrar correctamente el erario público”. Amilcar Ferreira, economista. 

CIFRAS

500 Millones de guaraníes es el costo de las 3 comisarías móviles adquiridas por el ministro del Interior Villamayor.

 

100 Millones de dólares se estima gasta el estado en seguros médicos y odontológicos de parlamentarios y funcionarios del Poder Legislativo. 

 

60 Millones de dólares costaron en 5 años las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC). Hasta ahora sin ningún resultado.

 

LAS CLAVES

Clave 1: Mejorar los controles de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

 

Clave 2: Más participación efectiva de la Contraloría General de la República.

 

Clave 3: El Fisco debe proponer aumentos salariales solo a los sectores sociales que en verdad lo merezcan y justifiquen.