miércoles, mayo 22, 2024
28.1 C
Asunción
InicioSin categoríaCaos en AL; una oportunidad para EE.UU.

Caos en AL; una oportunidad para EE.UU.

Categoría

Fecha

Perú también en­frenta una crisis; el presidente, Martín Vizcarra, y el Congreso se declaran mu­tuamente como ilegítimos. En Bolivia, los disturbios tras una elección contro­vertida e imperfecta (según observadores independien­tes de la Organización de los Estados Americanos) obligaron al presidente, Evo Morales, a refugiarse en Ciudad de México.

La violencia generada por las drogas se ha disparado nuevamente en México, notablemente por un re­ciente tiroteo en el que al hijo del narcotraficante en­carcelado Joaquín “El Cha­po” Guzmán aparentemen­te se le permitió escapar de la captura. Venezuela continúa dividida entre el presidente izquierdista, Ni­colás Maduro, heredero del autoritario Hugo Chávez y apoyado por Cuba y Rusia, y el líder opositor demo­crático, Juan Guaidó. Las tensiones políticas también son elevadas en Brasil, bajo el líder populista conser­vador Jair Bolsonaro, y en Argentina, donde el recién elegido líder populista Al­berto Fernández tiene la in­tención de regresar al país a la izquierda.

Aparentemente en toda di­rección que se mire hay pro­testas callejeras violentas, cambios políticos dramáti­cos en el gobierno e incer­tidumbre económica. ¿Qué puede hacer Estados Unidos para desempeñar un papel constructivo en la promo­ción de la democracia y el progreso económico?

Durante mis tres años al frente del Comando Sur de EE.UU. hace aproximada­mente una década, estuve a cargo de todas las opera­ciones militares al sur de la frontera mexicana. Nací en el sur de Florida, hablo un buen español, y viajé por toda la región repetida­mente. En aquel enton­ces, un enfoque principal era contrarrestar lo que veíamos como desafíos políticos de izquierda, liderados por Chávez de Venezuela. Armado con petrodólares cuando los precios del petróleo se dispararon por encima de US$100 por barril, Chávez pudo ayudar a otros go­biernos de izquierda a llegar al poder en Bolivia, Ecuador y Nicaragua. En casa, controlaba todo, ma­nipulaba las elecciones, pisoteaba la oposición democrática y destruía la economía del país a través del control gubernamen­tal sobre las principales industrias y la agricultu­ra. Trabajó estrechamente con políticos de izquierda en Brasil y Argentina. En varios grados, estas nacio­nes se alejaron de EE.UU. y se comprometieron es­trechamente con Cuba, a menudo con el apoyo de Rusia y China.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.