spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
martes, mayo 11, 2021
15.8 C
Asunción

Cambio de hábitos
C

/

/

Una de las actividades que ha sido más impactada por la pandemia es el conjunto que trabaja en el negocio del turismo: agencias de viaje, compañías aerocomerciales, hotelería y circuitos turísticos locales. Obviamente, el turismo receptivo es el que mejor renta deja al país, tanto el meramente recreativo como el de eventos, subsector que ha estado creciendo notablemente en las últimas dos décadas.

¿Cuánto llevará restablecer este conjunto de actividades? Así como las actividades internas van tomando un ritmo ascendente bajo estrictos protocolos de seguridad, aquellas provenientes del extranjero están por el momento vedadas en su totalidad. Y en especial, las que se mueven a través de los vuelos internacionales.

Tomemos en cuenta los siguientes factores. Los cuatro puntos de enlace o hubs aerocomerciales más importantes que nos enlazan al mundo son Buenos Aires, Santiago de Chile, Sao Paulo y Lima. Salvo la capital argentina, en donde el coronavirus está razonablemente contenido, las otras tres ciudades son cabecera de los países con mayor incidencia de la pandemia. Veamos.

Brasil (Sao Paulo), 710.000 infectados, 37.000 muertes; Perú (Lima), 200.000 casos, 6.000 fallecimientos; Chile (Santiago), 139.000 casos, 4.700 decesos. Y estos son datos de las últimas 48 horas. Es de la más pura lógica que el restablecimiento del tránsito aerocomercial se demore aún mucho tiempo, al menos hasta que la curva de contagios y decesos empiece a ceder y exista un marco sanitario mínimo que garantice una operatoria segura del turismo internacional.

El Gobierno ha estado concentrado, hasta hoy, en contener la expansión del virus y asegurar una estructura sanitaria público-privada eficiente para hacer frente a lo que aún no parece haber llegado al país: el pico o paroxismo de la pandemia.

Sin embargo, dada la importancia clave del turismo receptivo en la economía, no estaría de más que un equipo especializado en este rubro empiece a diseñar de común acuerdo con las autoridades sanitarias –si es que ya no lo está haciendo- el esquema bajo el cual saldrá de la pandemia y retomará sus actividades. Lo absolutamente seguro es que, por un buen tiempo, las cosas serán muy diferentes y a eso habrá que acostumbrarse.

Seguí leyendo