jueves, abril 25, 2024
22.7 C
Asunción

BON APPETIT

Categoría

Fecha

Lo mejor de trabajar en la comida es que no importa cuánto tiempo lo hayas estado haciendo, siempre estás aprendiendo algo nuevo y mejorando  lo que ya sabes. Aquí están mis nueve consejos actuales para moverse sin problemas en la cocina (y en el supermercado y la tienda de cuchillos).

Abraza la grasa.

La grasa es parte integral de cualquier plato, y no solo porque agrega sabor. La grasa también es un medio de cocción: piense en el aceite de oliva que remueve en una sartén antes de saltear, o en el baño profundo de aceite que agregaría a una sartén de hierro fundido para freír un poco de pollo. El calor se mueve a través de la grasa hacia el ingrediente que está cocinando, conectando el equipo de cocción a la comida misma, y ​​si no tiene suficiente, su comida puede quemarse en lugar de chisporrotear y dorarse.

Organize su refrigerador.

Para la cocina soy una gran creyente en zonificar mi refrigerador de la misma manera que organizo mi armario. No puedes simplemente meter todo allí y esperar poder encontrar lo que estás buscando. Aprendí esta regla en los restaurantes, donde es muy importante poder localizar lo que necesitas rápidamente. Mantenga los lácteos en un área, los condimentos en otra. Tengo un medio estante dedicado a las sobras, y otro lugar que es solo para queso, embutidos. Incluso guardo frutas en un cajón de verduras (cítricos, manzanas, uvas) y verduras en el otro (lechugas, pepinos, hierbas, etc.). De esa manera, si no puede encontrar algo en el área a la que pertenece, no tienes que hurgar por todos lados. Probablemente no lo tengas que hacer.

Configure su horno para el éxito.

Escribí esto para un amigo que necesita que se lo recuerden. Aprendi estas reglas, y pienso en ellas cada vez que veo el interior de mi horno un poco crujiente: un horno limpio conduce el calor de manera mucho más uniforme y eficiente que uno sucio. Si el  horno no está limpio, corre 50 grados más frío que la temperatura en el dial. Ademas de generar humos molestosos en todo un edificio o hacer sonar la alarma contra incendios.

Compre una sartén de acero negro.

Las bandejas de acero al carbono negro son tan efectivas para conducir y retener calor como el hierro fundido, pero sin el volumen y el peso. A menudo se venden como “sartenes de crepe”, pero vienen en muchos diámetros. Yo uso la de STAUB PURE GRILL de 30cm asequible e indestructible. Es mi opción para asar vieiras o filetes, hacer queso asado y, ¡sí, crepes!

¿Tienes un plato favorito? Cocinalo para siempre.

Piensa en esto como tus jeans favoritos. ¿Por qué comprar otros jeans cuando esos son los mejores? Si algo funciona, Make it Works.

Compre primero, decida qué hacer en segundo lugar.

Si va al supermercado con una receta muy específica y una lista de ingredientes en mente, puede prepararse para la decepción. ¿Qué pasa si no tienen lo que necesitabas? ¿Qué pasa si el salmón que creías que estabas haciendo no se ve tan caliente? En cambio, abastezca su cocina con lo básico, como aceites, vinagres, nueces, lácteos, condimentos, granos, pastas, frijoles enlatados y tomates, los pescados o carnes que hayan frescos , disponibles y de temporada. Terminarás llegando a casa con los mejores ingredientes que el supermercado tenía para ofrecer, y puedes buscar la receta correcta una vez que tengas la compra disponible.

Siempre compre cuchillos en persona.

Puede comprar muchas cosas on líne sin ningún efecto negativo, pero un cuchillo es algo que debes tener en la mano antes de tirar tu tarjeta de crédito. El peso del mango, la longitud de la hoja, la forma y el estilo del cuchillo en sí; debes tocarlo para saber si se siente bien para ti. Tengo manos pequeñas y me encanta mi cuchillo de 5 pulgadas. Pero una persona con grandes manos puede sentir que está jugando con una lima de uñas.

No cocines con los auriculares puestos 

Cocinar es una experiencia sensorial completa. Tengo una cocina de galera, y cuando estoy en mi tabla de cortar o fregadero, mi espalda a menudo se vuelve hacia la cocina. Si no puede escuchar, se perderá el traqueteo cuando una olla de agua hierva, o cuando el sonido jugoso de una cebolla que se ablanda en mantequilla se convierta en el sonido áspero y áspero de la misma cebolla quemándose hasta quedar crujiente. ¿El momento de poner los auriculares? Cuando estás lavando.

Deja de confiar en las recetas.

Las recetas son geniales y todo, no me malinterpreten. Pero todo lo que conlleva  a elaborarla tal, cual mirar hacia atrás y hacia adelante entre, las medidas precisas de esto y aquello cuando una pizca o un puñado servirá … Esa especificidad y exactitud a veces  puede interferir en prestar atención a lo que está sucediendo en la sartén y saboreando tu comida mientras vas. Cocinar es un acto creativo. ¡Sientanse Libres! Y Disfrutren hacerlo con mucho Amor, la sazon viene sola!

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.
Artículo anterior
Artículo siguiente